Ruta por los retablos del Roncal

Retablo de la ermita de Nuestra Señora de Idoia

Presidiendo el santuario, al fondo de su sobria nave pétrea del siglo XVI y tras una reja que la tradición hace proceder del monasterio de Igal, se encuentra un hermoso retablo salomónico en cuya hornacina principal se venera la imagen gótica de Nuestra Señora de Idoia, de gran devoción  en la localidad y en el Valle.

Según datos publicados por Fernando Hualde, la persona que aportó los medios para realizarlo fue Vicente Ros, natural de Isaba y residente en Sevilla que ejerció de bienhechor en su villa natal, sufragando algunos gastos de arreglo de la ermita de Idoia,  así como la construcción de una capilla dedicada a San Francisco Javier. En el registro de naos sueltas que navegaron hacia Veracruz del Archivo de Indias (AGI/10.13.8.429//Contratación,1483) se inscribe, en el año 1695, una con título de “Jesús Nazareno, Nuestra Señora del Pópulo y San José” con azogues y con nuestro personaje, Vicente Ros, como maestre del navío. Nos encontramos ante el único caso de retablo costeado con fondos de un indiano en el Valle de Roncal.

El retablo se ha puesto en conexión con la obra de Juan Baines, autor del retablo mayor de Garde (1699-1701) y natural de Garde, e incluso con los talleres tudelanos. Esta última hipótesis la hemos podido corroborar con el hallazgo de la escritura de  contrato, firmada el 17 de julio de 1694 (AGN. Protocolos Notariales. Roncal. Miguel Baines, 1694). Sus datos son conclusivos al señalar que se hizo en nombre de Vicente Ros, establecido en Cádiz y originario de Isaba, en cuyo nombre actuaron algunos clérigos de Isaba y el padre de Vicente. El maestro que lo llevó a cabo fue Francisco San Juan y Velasco, del taller de Tudela y padre de José de San Juan autor de los retablos de Cárcar y Miranda de Arga. El modelo señalado fue el retablo mayor de los jesuitas de Pamplona que acababa de realizar el citado maestro, obra no conservada. La madera correría a cargo del comitente, el artífice residiría en Isaba mientras durase la obra y el precio convenido sería de 618 ducados.

La pieza cubre toda la cabecera del templo y consta de banco con dos netos exteriores y dos ménsulas interiores, cuerpo dividido en tres calles y articulado por salomónicas vestidas con dinámicos motivos vegetales y cabecitas de niños y ático con estípites. El protagonismo lo posee la decoración que viste todas sus estructuras con fino y rico follaje que incorpora cabezas de niños, ángeles y una especie de seres mezcla de peces y humanos, a modo de sirenas que aparecen en otros retablos navarros como el mencionado de Cárcar. La iconografía del retablo se reduce a la titular flanqueada por las esculturas de San Joaquín y San Vicente y otro santo al que se ha identificado con San Cipriano en el ático, aunque el contrato señala como a San Gregorio Ostiense.

 

 

  • Bibliografía

    Archivos Parroquiales de Garde, Vidángoz, Isaba, Uztárroz y Roncal

    Archivo Diocesano de Pamplona. Procesos

    Archivo General de Navarra. Notaría de Roncal y Procesos

    ARDANAZ IÑARGA, N., La catedral de Pamplona en el siglo de las Luces. Arte, ceremonial y cultura, Pamplona, Tesis doctoral sustentada en la Universidad de Navarra, 2011. Vid. http://hdl.handle.net/10171/20480

    BOLOQUI LARRAYA, B., Escultura zaragozana en la época de los Ramírez 1710-1780,  Madrid, Ministerio de Cultura, 1983.

    CHOCARRO HUESA, M., “El obispo Juan Rena, mediador y mecenas artístico de la catedral de Pamplona”, Príncipe de Viana, 256 (2012), Ejemplar dedicado a: Estudios sobre el Patrimonio Cultural y las artes en Navarra en torno a tres hitos 1212-1512-1812, (coord. por Ricardo Fernández Gracia), págs. 587-601.

    CLAVERÍA ARANGUA, J., Iconografía y santuarios de la Virgen en Navarra, vol. I, Madrid, Gráfica Administrativa, 1942.

    ECHEVERRÍA GOÑI, P., Policromía del Renacimiento en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1990.

    GARCÍA GAÍNZA, M. C., La escultura romanista en Navarra. Discípulos y seguidores de Juan de Anchieta, Pamplona, 1969.

    GARCÍA GAÍNZA, M. C. et alt., Catálogo Monumental de Navarra, IV* y IV**. Merindad de Sangüesa, Pamplona, Gobierno de Navarra - Arzobispado de Pamplona -Universidad de Navarra, 1989 y 1992.

    FERNÁNDEZ GRACIA, R., El retablo barroco en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2003.

    FERNÁNDEZ GRACIA, R., “Los géneros escultóricos”, El arte del Barroco en Navarra, (coord. R. Fernández Gracia), Pamplona, Gobierno de Navarra, 2014, págs. 175-271.

    GÁRRIZ, J., La villa de Garde en el Valle del Roncal. Ensayo de una monografía parroquial, Pamplona, Casa Editorial de G. Huarte, 1923.

    HUALDE, F., “De cuando los Ezquer cruzaron el charco”, Diario de Noticias de Navarra, 18 de agosto de 2008.  http://patrimonionavarra2.blogspot.com.es/2010/09/18-de-agosto-de-2008.html

    MORALES SOLCHAGA, E., “El gremio de San José y Santo Tomás de Pamplona hasta el siglo XVII”, Príncipe de Viana, núm. 239 (2006), págs. 791-860.

    URANGA, J. E., Retablos navarros del Renacimiento, Pamplona, Institución Príncipe de Viana, 1947.

Por Ricardo Fernández Gracia

INTRODUCCIÓN

   RETABLO MAYOR DE LA
   PARROQUIA DE ISABA

 
   RETABLO MAYOR DE LA
   PARROQUIA DE
   UZTÁRROZ

 
   
   RETABLO MAYOR DE LA
   PARROQUIA DE
   RONCAL
  

 
  RETABLO MAYOR DE LA
  ERMITA DE LA VIRGEN
  DE ZUBEROA

 
   RETABLO MAYOR DE LA
   PARROQUIA DE
   GARDE

 
   RETABLO DE LA ERMITA
   DE NUESTRA SEÑORA
   DE IDOIA

 
   RETABLO DE LA ERMITA
   DE NUESTRA SEÑORA
   DE SAN SALVADOR
   DE URZAINQUI

 
   RETABLO DE LA ERMITA
   DE LA VIRGEN DEL
   CASTILLO DE RONCAL

 
   RETABLO MAYOR DE LA
   PARROQUIA DE
   URZAINQUI
   RETABLO DE LA ERMITA
   DE NUESTRA SEÑORA
   DEL PATROCINIO DE
   UZTÁRROZ