24 de marzo de 2010

Curso

EL CAMINO DE SANTIAGO Y LAS RAÍCES DE OCCIDENTE

El "Codex Calixtinus", primera guía del Camino de Santiago

D. Basilio Losada Castro.
Universidad de Barcelona

 

Los recientes trabajos sobre el llamado Códice Calixtino y especialmente las publicaciones del prof. Manuel Díaz, fallecido en el año 2008, de Casimiro Torres y Julio Anguita, han puesto de relieve la importancia de los cinco libros incluidos en esta recopilación. No la vemos ya fundamentalmente como un conjunto de textos inconexos centrados en el apóstol Santiago y en su culto en Compostela. Partiendo de esta base –que fue un proyecto del arzobispo Gelmírez, auspiciado por Cluny, y con una colaboración fundamental de la gran abadía borgoñona, para mayor gloria de Compostela y del culto jacobeo y la peregrinación- entendemos hoy que en esta recopilación se descubren elementos destacados de la vida cultural del siglo XII: el paso de la monodia a la polifonía en el ámbito musical, la importancia de la lírica religiosa como base para la creación de una lírica culta profana, los orígenes de la narrativa con el Pseudo-Turpín, al que ya Menéndez Pelayo reconocía como inicio de la literatura caballeresca etc.

Desde la primera transcripción del original en latín (Whitehill, 1927-1942) y de la traducción castellana de Abelardo Moralejo, Casimiro Torres y Julio Feo, en 1951, con reedición en el 2004) se han venido sucediendo los estudios y análisis, con los de Manuel Díaz y los de Casimiro Torres en primer lugar, la nueva transcripción latina realizada en 1998 por Klaus Herbers y, más recientemente, las primeras traducciones al francés (Bernard Gicquel, 2003), al italiano (Vicenza Maria Berardi, 2008) y la reciente al gallego (Xosé López Díaz, 2010) que nos presentan una visión conjunta del Códice Calixtino y que completan las numerosas traducciones antiguas de sus tres libros más populares: el Libro de Turpín, traducido ya a muchas lenguas a partir del siglo XIV; los Milagros de Santiago, con traducción al gallego ya en el siglo XV, y la Guía de los Caminos a Compostela, obra de Aimerico Picaud, centrada en el Camino Francés, y que nunca había perdido ni aun hoy, su valor como referencia histórica. Vemos así en el Calixtino un conjunto excepcional que recoge el espíritu y los proyectos de la sede compostelana en los inicios del cambio que supuso el Cister.


Incipit del libro I del "Codex Calixtino" (c. 1160)

Incipit del libro I del "Codex Calixtino" (c. 1160)