Publicador de contenidos

Activos dudosos y el FROB

Germán López Espinosa, Profesor de la Facultad de CC. Económicas y Empresariales, Universidad de Navarra

Activos dudosos y el FROB

mar, 16 mar 2010 10:45:29 +0000 Publicado en Cinco Días (Madrid)

El pasado 18 de febrero el Banco de España publicaba los datos de diciembre de 2009 sobre créditos dudosos. Estos datos son de especial relevancia pues nos informan sobre la situación del sistema financiero de nuestro país. La tabla 1 resume la situación en términos de activos dudosos y provisiones por deterioro realizadas por los bancos, cajas de ahorro, cooperativas y otro tipo de entidades financieras sobre el total de créditos que disponen cada uno de ellos.

Tabla 1. Créditos dudosos y provisiones por deterioro

 

Se puede ver claramente que las provisiones por deterioro no alcanzan el volumen de activos dudosos existente en cada uno de los cuatro tipos de entidades financieras, tan sólo las cooperativas de crédito tienen un nivel de cobertura adecuado al nivel de activos dudosos que ostentan. Si nos fijamos en la evolución temporal de la cobertura de los activos dudosos para el caso de los bancos, podremos observar que son los que han sufrido un mayor cambio pues han pasado de tener provisiones 6,26 veces mayores al nivel de activos dudosos en el año 2003 a tener provisiones que no cubren los activos dudosos en los años 2008 y 2009. Si bien, cuando se analiza la evolución temporal, hay que tener en cuenta que la adopción de la normativa internacional de contabilidad supuso en el año 2005 una liberación importante de fondos provisionados.

Si nos fijamos en los datos a nivel global, no sólo teniendo en cuenta los 4 tipos de entidades mencionados anteriormente, publicados por el Banco de España en su Boletín, se puede observar que el sector tiene un nivel de créditos de 1.84 billones de euros, siendo calificados como dudosos 93.305 millones de euros, de los cuales 64.669 millones de euros estarían provisionados. Por tanto, el país tendría una tasa de morosidad global de un 5.08% y un nivel de créditos dudosos no provisionados de 28.636 millones de euros. Si tenemos en cuenta que las entidades financieras han utilizado todo tipo de ingeniería financiera (refinanciaciones, canjes etc.) para reducir el nivel de morosidad y que la tasa de desempleo sigue aumentando de forma pesistente, el desequilibrio podría ser muy preocupante. Tenga en cuenta el lector que por cada punto que el nivel de activos dudosos sea superior al revelado, en los estados de supervisión bancaria, tendríamos un agujero adicional en el sistema financiero de 18.370 millones de euros no provisionados.

Con todo ello, parece muy oportuno recordar la necesidad de que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria sea una herramienta útil para fortalecer nuestro sistema financiero, reestructurando aquellas entidades con excesivo nivel de endeudamiento, bajo nivel de cobertura de créditos dudosos y elevado riesgo ponderado de sus activos independientemente de su localización geográfica y forma societaria. Debemos dejar actuar con independencia al Banco de España y que no existan las sempiternas barreras políticas y autonómicas, pues para salir de la crisis económica necesitaremos un sistema financiero sólido y para ello es imprescindible un pacto de dimensión global liderado por el Banco de España. No se puede seguir difiriendo la solución no reconociendo que tenemos un buen número de entidades con serios problemas financieros.