Publicador de contenidos

2013_10_15_ECO_Premio merecido

Sergio Mayordomo, Profesor de la Universidad de Navarra

María Rodríguez-Moreno, Profesora de la Universidad de Navarra

Premio merecido

lun, 14 oct 2013 11:12:00 +0000 Publicado en La Razón

Los estadounidenses Eugene F. Fama (Universidad de Chicago), Lars Peter Hansen (Universidad de Chicago) y Robert J. Shiller (Universidad de Yale) han sido galardonados con el Premio Nobel de Economía 2013 debido a sus influyentes trabajos de investigación en el ámbito de la valoración de activos. Su contribución ha sido notable desde la perspectiva académica y práctica. Este doble impacto es un reto para todo investigador, ya que supone cruzar la barrera del mundo académico para conectar con el "mundo real".

Desde los años 60, Fama demostró que los precios de las acciones eran extremadamente difíciles de predecir en el corto plazo. Esto resultó no ser incompatible con la contribución más notoria de Shiller, quien documentó a principios de los 80 que los precios podían ser predichos en horizontes de medio y largo plazo. Por su parte, Hansen desarrolló un método estadístico para el análisis de estas teorías referentes a la valoración de activos que permite explicar el comportamiento de sus precios

En cuanto a su dimensión práctica, los resultados del profesor Fama contribuyeron a cambiar las prácticas de mercado y a la aparición de los conocidos como "fondos índice" cuya rentabilidad ponía en cuestión el valor de los fondos de gestión activa. El profesor Shiller es conocido por sus trabajos sobre burbujas financieras, finanzas del comportamiento y precios de la vivienda. Uno de los best-sellers de Shiller, "Animal Spirits", describe su visión de las finanzas. Además, creó el conocido índice de precios de vivienda S&P/Case-Shiller junto con Karl Case. La contribución del profesor Hansen reside en el desarrollo y aplicación del "método generalizado de momentos" a modelos de valoración sin la necesidad de establecer supuestos irreales.

Aunque la reacción del propio Shiller cuando fue informado sobre la obtención del Nobel fue de incredulidad, lo cierto es que es se trata de un premio enormemente merecido por los tres galardonados.