Publicador de contenidos

null opinion_ARQ_10_08_2021_generacion_fotovoltaica_eolica

Para una discusión constructiva entre generación fotovoltaica y eólica

10/08/2021

Publicado en

Diario Menorca

César Martín-Gómez |

Subdirector de la Escuela de Arquitectura de la Universidad de Navarra

Durante mucho tiempo había oído hablar de las grandezas de Menorca: sus paisajes mediterráneos, sus playas, su gastronomía… todo un conjunto sustentado por unas gentes amantes de sus tradiciones y conscientes del legado que atesoran. Pero no fue hasta el año 2016 que visité Menorca por primera vez, y he repetido. Y he vuelto a repetir. La realidad ha superado todas mis expectativas. Me siento abrumado por todo lo que alberga la isla como un refugio de la tradición mediterránea, cruce de culturas y tesoro de la Naturaleza.

Como puede comprobar el lector, la lectora, no soy objetivo: me encanta Menorca. Creo que es un extraordinario ecosistema humano y natural que hay que proteger, mimar y explicar a las generaciones futuras.

Pero justamente porque la quiero, porque deseo que le vaya bien, estas visitas me han permitido conocer mejor sus debilidades, esas cosas que desde mi humilde opinión tendrían que implementarse en el tiempo. Y es evidente que la industria del turismo, la que tanta riqueza genera, también supone su mayor problema. Aunque esta sería una reflexión para otro día…

Ahora me querría centrar en lo que he visto desde mi experiencia profesional y de investigación académica de veinte años en cuestiones como el transporte, la gestión de los residuos urbanos o la gestión del agua. Y de todo ello, hoy, querría pensar en voz alta en la gestión de la energía, pues hace unos días pude leer en este mismo medio que se estaba planeando aumentar la energía fotovoltaica instalada en la isla.

Y es que creo que como mínimo es una medida discutible. Vaya por delante que los responsablesde esta decisión manejarán datos que desconozco, por lo que tal vez mi argumentación seaequivocada. Pero también creo que este tipo de disquisiciones, siempre que sean propositivas, son sanas en el debate entre técnicos y enriquecedoras para la ciudadanía.

Cualquiera que conozca la isla, que la haya paseado, que la haya observado desde la reflexión, quela haya sentido, que haya hablado con los ganaderos… sabrá de la importancia del viento, o habrá comprobado como los agricultores instalan pequeñas turbinas para cubrir sus necesidades. Elviento, discontinuo pero eficaz, arrastra polvo y arena en suspensión, los cuales se depositan en las superficies, incluidas las de los paneles fotovoltaicos, los cuáles, cuando quedan cubiertos, aunque sea de forma parcial, sufren una importante caída de rendimiento, a no ser que se limpien, con lo que los gastos de mantenimiento crecen exponencialmente y pueden convertirse en una rémora importante para el futuro.

Es por ello que pretendo incidir (estoy seguro que no soy el primero que lo piensa entre los lectores de estas líneas) en la importancia de que Menorca apuesta (también) por la eólica comofuente de energía en el futuro. Entiéndase esta argumentación no como una denostación hacia la fotovoltaica, pues es un tipo de generación que yo mismo he prescrito en diferentes proyectos de arquitectura ya que realmente funciona bien, sino como una discusión de vocación constructiva para planificar la generación de energía para Menorca en los próximos años.

Entiendo que para muchos la energía eólica representa una agresión para el paisaje pero, primero, no lo es menos que las decenas de plantas fotovoltaicas que puedan instalarse en la isla; segundo, como todo, depende de dónde y cómo se instale.

Menorca se puede recorrer con diferentes excusas visitando sus faros, sus queserías, su cielo libre de contaminación lumínica… ¿por qué no conociendo también sus parques eólicos para entender mejor la generación de energía eléctrica renovable que requiere una isla?