Publicador de contenidos

Atrás El comunicador que dejó de escuchar

FranciscoJavier Pérez-Latre, Profesor de la Facultad de Comunicación, Universidad de Navarra

El comunicador que dejó de escuchar

sáb, 05 nov 2011 09:33:00 +0000 Publicado en Diario de Navarra

Se ha producido la esperada derrota demócrata en las elecciones parciales. Es evidente que Obama pasa por un mal momento. El voto de castigo del día 2 es reflejo, en parte, de sus bajos índices de aprobación (44%) y de que una amplia mayoría de los votantes piensan que Estados Unidos va en la dirección equivocada (75%).El deterioro de la situación económica y la percepción de que se ha hecho frío y distante han sido también rémoras importantes. La derrota no admite paliativos: los demócratas tienen 6 senadores menos, 8 gobernadores menos y...59 congresistas menos. Han perdido el Congreso y han rozado el desastre de perder también el Senado. Han sufrido dolorosas derrotas en estados como Wisconsin, Ohio, Illinois o Pennsylvannia que le fueron fieles en 2008. Pero Obama tendrá tiempo para recuperarse a partir del discurso sobre el Estado de la Unión en enero. Tampoco Obama es el primero en perder en estas circunstancias. De hecho, las elecciones han recordado las derrotas de Bush en 2006 y Bill Clinton en 1994.

Lo preocupante para los demócratas es su falta de respuesta. En enero de 2010, cuando sufrieron una dolorosa derrota en Massachusetts, iban ya nueve puntos por debajo de los republicanos (exactamente igual que ahora). Obama, que en 2008 supo captar el deseo de cambio de los estadounidenses, se ha empeñado en hacer oídos sordos. El gran comunicador se ha hecho incapaz de escuchar.

Los grandes vencedores han sido quizá los tea parties, en plural, porque este movimiento es local y bastante complejo, distante de la imagen monolítica que a veces se transmite. Reflejan una apuesta por menos impuestos y más poder para los estados frente a intromisiones federales. Entroncan así con una tradición que se remonta a Jefferson, el principar redactor de la Declaración de Independencia. Consideraciones ideológicas aparte, se trata de un fenómeno de insurgencia típico de Internet: un conjunto de grupos locales organizados con ayuda de las redes sociales. Los 'tea parties' estaban tan en contra de Obama como del 'establishment' del Partido Republicano, que aspiran a reformar y controlar. Después de ganar primarias republicanas, han derrotado también a algunos candidatos demócratas, y ahora será difícil no tomarlos en serio. Por eso las elecciones van a tener un fuerte impacto en el futuro de los republicanos.

Las elecciones parciales son un escaparate para los líderes del futuro: senadores y gobernadores, lo que eran Carter, Reagan, Bush, Clinton o el propio Obama, antes del asalto a la presidencia. Puede que el rival de Obama (o de Hillary Clinton.) salga de las elecciones del 2 de noviembre. Entre las promesas, destacan candidatos como el hispano Marco Rubio (39 años), nuevo senador por Florida, o Rand Paul, elegido senador por Kentucky. Susana Martínez, otra republicana hispana, se ha convertido en la primera gobernadora de Nuevo México. Empieza la carrera para el 2012.