Publicador de contenidos

null noticia_TEO_2021_08_30_fallece_manuel_guerra

Fallece el profesor de la Facultad de Teología Manuel Guerra Gómez

Catedrático de la Facultad de Teología del Norte de España (Burgos), impartía asignaturas relacionadas con las ciencias de las religiones en la Universidad de Navarra


FotoManuel Castells/

30 | 08 | 2021

Texto

Manuel Guerra Gómez falleció el 25 de agosto en Burgos a los 90 años. Nació en Villamartín de Sotoscueva (Burgos) y estudió en el Seminario Diocesano “San José” de la capital burgalesa. Se ordenó sacerdote en 1955 y fue profesor de la Facultad de Teología de la Universidad, donde impartió asignaturas relacionadas con las ciencias de las religiones.

A Pamplona, se trasladaba habitualmente desde Burgos, donde desarrolló principalmente su labor docente y donde era catedrático de Griego bíblico, Latín cristiano, Teología patrística e Historia de las religiones, además de secretario y presidente de la Facultad de Teología. También fue profesor en el Estudio Teológico “San Ildefonso”, de Toledo.

Era doctor en Filología Clásica por la Universidad de Salamanca y doctor en Patrística por el Institutum Agustinianum de Roma. En EUNSA publicó, en 1980, los tres volúmenes de su Historia de las religiones, precedente de la que sería más tarde su Historia de las religiones dentro de la colección Sapientia Fidei, patrocinada por la Conferencia Episcopal Española (BAC, Madrid 1999).

En 2005 fue uno de los miembros fundadores de la Red Iberoamericana de Estudios de las Sectas (RIES), que presidió hasta 2019; y 2006 fue nombrado académico correspondiente de la Real Academia de Doctores de España.

El profesor y vicedecano de la Facultad de Teología de la Universidad, César Izquierdo, asegura que quienes le trataron apreciaban “su mirada serena y bienhumorada, así como su carácter castellano que le llevaba a defender con decisión, lo que consideraba justo, movido siempre por su amor a cada persona en su circunstancia concreta, y a la Iglesia”.

Asimismo, señala que “su profunda vida espiritual le llevó a querer ser contemplativo en el ejercicio de su ministerio. En varias ocasiones, le oí relatar el encuentro con San Josemaría, en 1972, y cómo le pidió que le explicara lo que el fundador del Opus Dei había afirmado de palabra y por escrito: que era posible orar die noctuque. Orar, también durante el sueño, era para el sacerdote y profesor burgalés un desafío al que no renunciaba”.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta