Publicador de contenidos

2018_11_27_FYL_noticia_seminario_gihre_maria_jimenez

Para prevenir la radicalización violenta es necesario el testimonio de las víctimas del terrorismo

Así lo ha propuesto María Jiménez Ramos, investigadora de la Universidad

Descripcion de la imagen
María Jiménez Montes junto a Pablo Pérez, director del Grupo de Investigación en Historia Reciente (GIHRE). FOTO: Manuel Castells
27/11/18 12:15 María M. Orbegozo

María Jiménez Ramos, periodista y coautora del libro Relatos de Plomo, ha impartido un seminario en la Universidad de Navarra, donde ha reivindicado el testimonio de las víctimas del terrorismo para la prevención eficaz de conductas radicales violentas.

En la sesión, organizada por el Grupo de Investigación en Historia Reciente (GIHRE) de la Facultad de Filosofía y Letras, la investigadora del centro académico ha subrayado la importancia de narrar historias personales para propiciar la conciencia de lo que supone el terrorismo y, en concreto, de lo que supuso la violencia de ETA.

Tras la presentación del libro Relatos de Plomo, donde se pudo escuchar el testimonio de algunas víctimas de la banda terrorista, ha asegurado que los asistentes al acto manifestaron ser conscientes de una manera distinta y definitiva de lo que ETA había supuesto.

En 2014, cuando la banda anunció el cese de su actividad, Jiménez comenzó su tesis doctoral en torno a las aportaciones de las víctimas del terrorismo al relato histórico y a la sensibilización de la sociedad. Dirigida por Javier Marrodán y Pablo Pérez, profesores de la Universidad de Navarra, y defendida la semana pasada, se apoyó en 65 testimonios. Además, realizó encuestas a un total de 225 alumnos de la Universidad de Navarra y de la Universidad Pública de Navarra, cuyas opiniones fueron recogidas antes y después de escuchar estas historias.

Tal y como ha asegurado la investigadora, después de conocer estos relatos, los universitarios valoraron aún más negativamente la actividad de la banda y cambiaron su percepción sobre el apoyo que prestaron las sociedades española, vasca y navarra. Asimismo, los jóvenes encuestados manifestaron la necesidad de que la historia de las víctimas fuera materia de estudio y su memoria cultivada. En contraposición, no modificaron su percepción negativa sobre el terrorismo.

María Jiménez ha defendido que la presencia de las víctimas constituye un símbolo de la existencia del mal y una barrera frente a las corrientes que fomentan la violencia. Asimismo, ante los últimos ataques perpetrados por yihadistas, ha señalado que con su trabajo busca influir en el diseño de políticas de prevención de conductas violentas, donde los mensajes de las víctimas propicien un cambio de opinión frente al terrorismo.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta