Publicador de contenidos

2020_07_27_FYL_noticia_practicas_verano

Una mirada al pasado como salida profesional en el futuro

Tres alumnas de la Facultad de Filosofía y Letras realizan prácticas de verano en distintos archivos de Navarra

Descripcion de la imagen
Andrea Urralburu, Paola Ruiz y Ainhoa Leo FOTO: Cedida
27/07/20 10:31 María M. Orbegozo

Este verano, a pesar de las circunstancias, son muchos los alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra que han podido realizar prácticas en diversas empresas e instituciones.

Es el caso de nuestras alumnas Andrea Urralburu, Paola Ruiz y Ainhoa Leo, quienes han elegido el ámbito de la archivística para continuar formándose y poder aplicar en el mundo laboral los conocimientos adquiridos en el aula a lo largo del curso.

Estudiante de 2º de Historia y Relaciones Internacionales, Andrea Urralburu se encuentra de prácticas en el Archivo General de Navarra; una oportunidad que consiguió después de ponerse en contacto con Félix Segura, director del Archivo, y gracias a la formación recibida en el Curso de Gestión de Archivos que imparte la Universidad.

Durante un mes, ha trabajado en la descripción y documentación de unos bandos civiles de comienzos del siglo XX y en la documentación de procesos judiciales de la auditoría general de las gentes de guerra, desde el siglo XVI hasta el XIX. Cuenta que esta experiencia “me está aportando conocimientos sobre la forma de trabajar en un Archivo. Además, te permite ampliar tus capacidades como investigadora, pues tienes que estar buscando y leyendo constantemente sobre las épocas a las que puede pertenecer un documento, qué sucedió entonces, cómo era el sistema legal, etc. Por otro lado, también recibes ciertas nociones de otros ámbitos, como la restauración y conservación de documentos o el trabajo en biblioteca”. 

Tal y como asegura, “realizar prácticas es un complemento a tu formación universitaria muy valioso, pues te permite conocer el mundo laboral, cómo se trabaja en aquello en lo que uno tenga interés, al mismo tiempo que continuas con tus estudios universitarios”. “Además, si uno siente pasión por lo que estudia, las prácticas se realizan con muchas ganas, intentando siempre aprender algo nuevo y prestando mucha atención a cómo trabajan los profesionales, ya que un día podremos convertirnos en uno de ellos”, añade. 

Paola Ruiz cursa 4º de Historia y Periodismo. El pasado mes de enero, comenzó sus prácticas en el Archivo Diocesano de Pamplona, después de inscribirse en una oferta publicada en el portal de Carreras Profesionales de la Facultad. “La duración era hasta marzo, así que terminé mis prácticas en los días previos a la declaración del estado de alarma. Una vez acabado el curso, después de barajar distintas opciones, prorrogué mis prácticas en el Archivo hasta final de verano”.

En este tiempo, ha tenido oportunidad de conocer de cerca la labor que se realiza en dos de las tres áreas con las que cuenta el fondo del Archivo Diocesano: “He trabajado en la clasificación, revisión y posterior archivo de los registros parroquiales y en la documentación relacionada con el gobierno de la diócesis. También colaboré con la visita de los participantes del II Curso de Gestión de Archivos que organiza la Universidad, y en este momento, trabajo con el fondo de la Iglesia de San Saturnino”.

Además de poder poner en práctica los conocimientos adquiridos en clase “e ir descubriendo y añadiendo nuevos conocimientos históricos”,  cuando hace balance de esta experiencia, afirma que ha sido “muy enriquecedora, pues he podido trabajar con libros y documentos que pueden datar del siglo XV y acercarme de primera mano a un fondo antiguo”. Asimismo, explica que “contar con la experiencia de Teresa, la archivera, me está permitiendo conocer más y mejor este trabajo”.

Ainhoa Leo, estudiante de 3º de Historia, reside en Lekunberri y es en el Archivo de su Ayuntamiento donde este verano realiza prácticas profesionales. “Trabajar con material de la zona en la que vivo y pensar en cómo ha cambiado mi pueblo o lo diferentes que son las cosas ahora, te ayuda a acercarte mucho más a la Historia, y esto para un historiador es un verdadero privilegio. Me ha encantado la experiencia”, asegura. 

Desde el mes de junio, se ha encargado de digitalizar fotos antiguas del Archivo Municipal, “un trabajo que  llevaba tiempo sin realizarse y que veían muy interesante que se llevase a cabo”. Explica que, cada mañana, “cogía un álbum de fotos antiguas que se habían ido recopilando durante años, para escanearlas y asignar a cada una un número identificativo y una letra correspondiente al álbum en el que se encontraban. Una vez finalizado ese trabajo, he ido incluyendo pequeñas descripciones para poder situar la fotografía en el espacio y en el tiempo”. 

El curso pasado, se matriculó en la asignatura de Historia de la Fotografía, “así que he podido disfrutar aún más mis prácticas”: “La carrera de Historia te enseña a situarte en épocas diferentes. Al ver las fotografías, muchas veces intuía de qué años podrían datar y eso ha sido gracias a los conocimientos que he ido adquiriendo en estos últimos años”, afirma.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta