Publicador de contenidos

2022_06_27_misa-san-josemaria

Celebración de la fiesta de san Josemaría Escrivá, fundador de la Universidad


FotoManuel Castells/Panorámica del polideportivo durante la misa de san Josemaría Escrivá, fundador de la Universidad de Navarra.

27 | 06 | 2022

Cientos de personas asistieron a la misa con motivo de la festividad de san Josemaría Escrivá, fundador del Opus Dei y de la Universidad de Navarra que se celebró en el Polideportivo.  

El nuevo vicario de la delegación del Opus Dei en Navarra, Carlos García del Barrio, presidió la celebración eucarística. En su homilía recordó la importancia de la familia, el mismo día que concluye el Año de la Familia convocado por el Papa Francisco "para ayudar a fortalecer la fe y vivir la alegría de Dios de manera más fructífera en la vida familiar". "La familia, nacida de la íntima comunión de vida y de amor conyugal, fundada sobre el matrimonio indisoluble entre un hombre y una mujer y abierta a la vida, es una institución divina, fundamento de la vida de las personas y prototipo de toda organización social", dijo.

Carlos García del Barrio animó a los presentes a mostrar disponibilidad y vivir con iniciativa la condición de hijos de Dios. A no temer y sortear "con buen ánimo y espíritu esperanzado" los obstáculos que nos encontremos en el camino. En este punto, mencionó unas palabras recientes del prelado del Opus Dei, Mons. Fernando Ocáriz, en las que dice que todas las familias tienen sus fortalezas y sus debilidades, sus momentos buenos y sus dificultades. Y destacó la importancia de mantener la sonrisa y el buen humor en la vida familiar. "La sonrisa anima siempre, abre muchas puertas, sobre todo la de la intimidad. Contribuye a crear un ambiente grato y cordial, un hogar donde se está a gusto. El tono positivo agrada, da aire al corazón y acorta el camino hacia la resolución de los problemas". Señaló que el buen humor disipa las nieblas del pesimismo, "ayuda al descanso propio y ajeno, atrae, tiene un cierto poder de convocatoria".

El vicario afirmó que la alegría es lo primero que llama la atención y que Dios se sirve de ella para iniciar un proceso de conversión. "Es como el preámbulo de la acción apostólica", continuó y apeló a los presentes: "Es bonita esta tarea que nos toca, ese encargo que el Señor nos ha confiado: tejer redes de caridad, transmitir paz y alegría".

La parte musical de la celebración corrió a cargo del coro Laudemus.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta