Publicador de contenidos

2020_06_26_FYL_noticia_maite_Aranguren

“Estudiar Filología fue una decisión totalmente acertada: apenas hay filólogos y estar especializada te hace única y, por tanto, valiosa en el mundo laboral”

La pamplonesa Maite Aranguren pudo estudiar en la Universidad gracias a una Beca Alumni

Descripcion de la imagen
Maite, en primera fila, la primera por la izquierda, el día de la graduación de becarios Alumni. FOTO: Manuel Castells
26/06/20 11:42 María M. Orbegozo

En el curso 2015-16, Maite Aranguren, de Pamplona, se graduó en Filología Hispánica por la Universidad de Navarra, una carrera que decidió cursar “porque quería ser profesora de Secundaria y me gustaba la profundidad de las asignaturas de Humanidades”. Desde entonces, no le han faltado oportunidades laborales. Actualmente trabaja como profesora en el instituto público IES Ega: “Estoy encantada. Como he ido subiendo en las listas de Educación, espero que el año que viene me vuelvan a ofrecer una vacante, a poder ser en el mismo instituto”. 

Asegura que haber estudiado Filología “fue una decisión totalmente acertada: apenas hay filólogos hispánicos, sobre todo en Navarra, así que nunca he estado en paro. Estar especializada tiene la ventaja de que eres única y, por tanto, valiosa en el mundo laboral”. En este sentido, cuenta que en la Universidad “no solo me formaron en Lengua y Literatura Castellana sino también en Arte, Historia, Filosofía, Antropología… y eso es algo que valoro muchísimo y que me ha hecho diferenciarme a la hora de buscar trabajo”. Gracias a esta formación, “en los colegios en los que he estado he impartido clase, no solo de Lengua, sino también de Ciencias Sociales, Inglés, Latín… Sin la formación cultural que recibí no hubiera podido dar todas esas materias”. “Además de enseñarme una serie de conocimientos, en la Universidad me dieron las herramientas y la actitud para poder enriquecerlos a lo largo de la vida, me enseñaron a interrelacionarlos, a reflexionar sobre ellos y a darles una utilidad. Esta comprensión de las Humanidades es poco frecuente entre mis colegas y cuando la ven en mi modo de trabajar, les parece original y enriquecedora. Siempre les digo que esa visión es el futuro de las Humanidades”, añade.

Maite pudo estudiar en la Universidad de Navarra gracias a una beca Alumni. Cuenta que sus padres no podían ayudarle a pagar la carrera, “así que, si quería estudiar, tenía que conseguirlo yo. No podía estudiar en la Universidad Pública de Navarra porque no ofertaba ninguna de las carreras de Humanidades que podrían servirme para mis planes profesionales. Tampoco podía ir a otra ciudad, porque no podía costear la matrícula y la manutención. Así que solo tenía una opción: conseguir la beca Alumni y estudiar en la Universidad de Navarra”. Una beca que, asegura, “supone todo”: “El día de la graduación de becas Alumni, aplaudimos a los benefactores y, de pronto, el esfuerzo titánico que había realizado durante cuatro años para mantener la nota media se me hizo pequeño: imaginé a muchas personas desconocidas que habían hecho donaciones para que yo pudiera estudiar y en ese momento me emocioné, porque el esfuerzo lo habían hecho ellos y yo solo había correspondido de la mejor forma que sabía: estudiando mucho para aprovechar esa gran oportunidad”. 

Por ese motivo, a los alumnos que estén estudiando gracias a una beca les recomienda “que la aprovechen, que sean agradecidos y responsables. Mientras estudias, puedes no ver bien el valor de esta ayuda, pero cuando te gradúas te das cuenta del valor incalculable de lo que han hecho por ti. Te preguntas: ¿cómo hubiera sido mi vida sin esa beca? ¿cómo han podido ayudarme personas que ni siquiera me conocen? ¿sabrán el cambio sustancial que han causado en mi vida? Que sigan adelante, aunque cueste”.

La Facultad de Filosofía y Letras ha puesto en marcha el programa de becas al Talento Navarro para las Humanidades. A los futuros alumnos navarros que, como ella, se estén planteando estudiar un grado relacionado con las Humanidades, les anima a no perder la oportunidad: “Si te gustan las Humanidades, lo lógico es que busques universidades que ofrezcan estos grados. La Universidad de Navarra ofrece una gran variedad de ellos y entonces piensas en el aspecto económico, pero encuentras un programa como este que, como el propio nombre indica, está pensado para ti: eres navarro, tienes talento, quieres estudiar Humanidades y necesitas una beca. Cumples todos los requisitos para pedirla, así que te lanzas a por ella. El resto de la aventura la escribes tú”.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta