Publicador de contenidos

20000526-El teatro siempre tiene que ser crítico frente al poder

El teatro siempre tiene que ser crítico frente al poder

Juan Carlos Pérez de la Fuente, director del Centro Dramático Nacional, en la Universidad de Navarra

26/05/00 16:04

Cuando le nombraron fue descalificado por ser "el director de la derecha", aquel con el que llegaban "Lina Morgan y un teatro rancio". Juan Carlos Pérez de la Fuente, director del Centro Dramático Nacional desde 1996, abordó estas acusaciones en la Universidad de Navarra, en una conferencia con los alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras.

"Luego -continuó- incluso se pasó a decir que era un infiltrado de Izquierda Unida, y a veces hay ciudades donde no podemos actuar a causa de las ideologías. Creo que el teatro siempre tiene que ser crítico frente al poder, sea éste el que sea".

Para él, si el teatro público tuviera que hacer lo mismo que el privado, carecería de lógica: "Tenemos que ser siempre conciencia, no actuar por comodidad, convertirnos en la luz que anime para seguir adelante y, sobre todo, no olvidar a los autores españoles, en especial a los jóvenes".

La dictadura de la taquilla

"Tampoco tenemos que estar excesivamente pendientes de la dictadura de la taquilla. Hay que estrenar contra viento y marea. Si no apostamos por la autoría española, no sabremos quiénes son gente como Ignacio García May, Ignacio del Moral o Juan Mayorga, autores que en las primeras representaciones pueden carecer de un éxito total de público o de crítica. Por eso hay que apoyarles, porque el espectador es muy conservador a la hora de ver teatro".

Respecto a la situación actual del Centro Dramático Nacional, que acaba de entrar a formar parte de la Convención Teatral Europea, comentó que "como dice José Monleón en 'Primer acto', acabamos de atravesar felizmente un periodo lleno de riesgos y creo que hemos salido vencedores gracias a la honestidad de nuestro trabajo".

"Con las anteriores direcciones -agregó- no se tenía muy en cuenta a los autores españoles: desde 1989 hasta 1994 se estrenaron 14 obras de autores españoles, de las 56 que hubo en total. Además, muchas fueron representadas sólo una noche, y la justificación era que, cuando las obras eran de autores muertos o extranjeros, se llenaba el 98% de la sala y, cuando la oferta eran autores españoles vivos, descendía al 50%".

Pero, según Pérez de la Fuente, ya en la temporada 1996-97, "el 75% de la programación estaba compuesta por autores españoles, y habíamos incrementado en un 25% la asistencia de público, en relación con el curso anterior. En la siguiente temporada, este dato se incrementó en un 105%, y 25.000 jóvenes habían asistido a nuestras representaciones".

La temporada actual del Centro Dramático Nacional está siendo la de la palabra española, porque "tenemos que cuidar el oro de nuestro idioma. Así, las palabras de Buero Vallejo, Arrabal, Boadella, Mayorga y García May han visto su reflejo en seis dramaturgos provenientes de Brasil, Costa Rica, Ecuador, Colombia, México y Bolivia".

Pérez de la Fuente también aprovechó para dejar claro su papel en el CDN: "No soy un director-gestor, sino un director artístico con labores de gestión. El Centro Dramático pretende ser un espacio donde se construya una cultura democrática y se reflexione sobre los conflictos de nuestro tiempo".

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta