Publicador de contenidos

Atrás 2022_06_21_MUN_UnaBromaEsUnaCosaSeria

El MUN inaugura la exposición colectiva "Una broma es una cosa seria", una exploración del humor como recurso artístico para apelar a la reflexión

La muestra exhibe piezas de 15 artistas nacionales e internacionales, procedentes de la Colección Bergé, que emplean el humor desde distintas perspectivas para retratar aspectos de la sociedad actual


FotoMuseo Universidad de Navarra/os comisarios de Una broma es una cosa seria María Gallegos, Eva del Llano y Jaime Guillén, en la sala expositiva de "Una broma es una cosa seria" en el MUN.

21 | 06 | 2023

¿Qué papel juega el humor en el arte contemporáneo? ¿Cómo lo utilizan los artistas? Estas son algunas cuestiones que se plantearon Eva del Llano, María Gallegos y Jaime Guillén al estudiar las piezas de la Colección Bergé y encontrar elementos humorísticos y lúdicos en muchas de ellas. Fruto de esta investigación surge Una broma es una cosa seria. El humor en el arte a través de la Colección Bergé, la exposición colectiva que este miércoles ha inaugurado el Museo Universidad de Navarra en la sala Torre.

La muestra reúne el trabajo de 15 artistas nacionales e internacionales que recurren al humor como procedimiento artístico que apela a la reflexión crítica: Liz Arnold, Anna Barriball, Andrea Bowers, Martin Creed, Dora García, Pablo Helguera, Chris Johanson, Jaime Pitarch, Werner Reiterer, Nina Saunders, David Shrigley, Bob y Roberta Smith, Nedko Solakov, Marijke Van Warmerdam y Erwim Wurm. La propuesta ha sido elegida entre los Trabajos de Fin de Máster de la IV promoción del Máster en Estudios de Comisariado del Museo y cuenta con el apoyo de Fundación Palazuelo y Gobierno de Navarra.

“El humor es un recurso que permite a los artistas un acercamiento mucho más inmediato con el público, a la par que les posibilita abordar temas que de otro modo no podrían tratar”, explican los comisarios que han estado acompañados en la presentación por Pedro Enciso, vicepresidente de Bergé y Cía; Nieves Acedo, directora del máster, Gabriel Pérez Barreiro, profesor del posgrado y codirector del TFM junto a Acedo; y María Aguilera, conservadora de la Fundación Bergé.

 

DIÁLOGO ARTÍSTICO

 

A pesar de recurrir a técnicas y temáticas muy variadas, las piezas escogidas comparten la manera en la que los jóvenes comisarios se acercaron a ellas y las sensaciones que les provocaron: “Primero fue de extrañamiento y luego de reconocimiento, todo lo que genera el humor. Indistintamente de las diversas maneras en que puede estar presente en la visión de un artista, la manera de recepción constituye un espacio común. El humor primero nos desconcierta y, gracias a ello, tratamos de entenderlo. Todas las obras invitan de forma cercana al espectador a interactuar con ellas, como resultado de su aspecto lúdico y desenfadado”.

 

El propio título ya es una declaración de intenciones: “Una broma es una cosa seria fue la frase que nos permitió reflejar la contradicción que advertimos en el humor, que a la vez que produce un efecto placentero puede ser muy agudo e incisivo, precisamente porque lleva intrínsecamente el distanciamiento crítico”. En  este sentido, destacan que, “a lo largo del proyecto, nos dimos cuenta de que el humor puede ser una herramienta desestabilizadora, que incluso corre el riesgo a veces de ofender. Es muy delicado y hay que tener en cuenta los contextos, pero, sin lugar a dudas, su función siempre es romper límites”.

 

Sobre el trabajo con la Colección Bergé, valoran que “ha sido una suerte y un privilegio. Se nota que detrás del equipo hay un grandísimo interés por el arte contemporáneo y por los artistas emergentes, muchos de ellos ya artistas muy reputados hoy en día. Nos han dado todo tipo de facilidades para que el proyecto salga adelante”.

 

TRABAJO EN EL MÁSTER

 

Este proyecto se enmarca en la formación que reciben los estudiantes del Máster en Estudios de Comisariado del Museo. Tras cada promoción, los alumnos del posgrado presentan sus propuestas ante un tribunal que escoge aquella que por su calidad técnica será objeto de una exposición dentro de la programación del Museo. La visión de los jóvenes comisarios, enriquecida por su paso por el programa académico, es un buen reflejo de las tendencias actuales de la profesión.  

 

            En palabras de los comisarios, el posgrado les ha servido de gran ayuda para acometer este primer proyecto de comisariado: “Especialmente en el segundo semestre, cuando comenzamos a desarrollarlo, se articulan materias imprescindibles como Comunicación, con Lola Iglesias; Protocolos de Conservación, con Asunción Domeño; o Arte y Espacio, con Javier Antón, por mencionar algunas que nos brindaron una aplicación directa a nuestro Trabajo Fin de Máster. Sin duda alguna, este proyecto ha materializado muchas de las enseñanzas del máster, pasando del plano teórico al práctico. Esta exposición nos ha brindado la posibilidad de conocer de forma más directa, con sus luces y sus sombras, el apasionante mundo del comisariado”.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta