Publicador de contenidos

null 2014_19_02_ seminarioCRYF

¿Hay una base científica para las opiniones filosóficas que se oponen a la fe?

Ignacio Sols, catedrático emérito de álgebra, dirigió un seminario organizado por el Grupo de Investigación Ciencia Razón y Fe

Descripcion de la imagen
Ignacio Sols es catedrático emérito de álgebra en la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid FOTO: Manuel Castells
19/02/14 12:07 Fina Trèmols

El catedrático emérito de álgebra de la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense, Ignacio Sols Lucia, fue el encargado de dirigir un nuevo seminario organizado por el Grupo de Investigación Ciencia Razón y Fe de la Universidad de Navarra.

El cristianismo tomó del Islam el relevo de una matemática creada fundamentalmente por la antigüedad griega y la desarrolló hasta hacer de ella un modelo descriptivo de la realidad material, cada vez más ajustado. El único caso de oposición de la Iglesia a una hipótesis científica, el caso Galileo, no tuvo consecuencias negativas para la ciencia sino que, al contrario —y sin pretenderlo—, las tuvo positivas. Y no se conoce ningún otro.

"El único caso de oposición de la Iglesia a una hipótesis científica tuvo consecuencias positivas para la ciencia"

El balance histórico de las relaciones de la Iglesia con la ciencia, a favor y en contra, es muy favorable. No es que la ciencia demuestre la fe: Dios no es propiamente objeto de las ciencias, no aparece entre sus aserciones en ningún caso. Pero la congruencia de los resultados científicos con los contenidos de la revelación es abrumadora. Por ejemplo: la ausencia de determinismo en el comportamiento de la materia, y la datación del mundo en 13,76 miles de millones de años, cuando tiempo atrás se sostuvo que era eterno. Entonces, ¿por qué se cree que el cristianismo ha sido siempre una rémora para la ciencia?  Y desde el otro punto de vista, ¿por qué se cree que la fe se ve amenazada por el avance de la ciencia?

Hoy también se puede observar el descenso en el número de jóvenes que optan por hacer estudios de carácter puramente científico. El talento es dirigido frecuentemente hacia carreras "más productivas". El profesor Sols propuso algunas ideas para suscitar vocaciones para la ciencia, y para cambiar esa percepción errónea de amplios sectores de la cultura actual expresada en las preguntas anteriores.  Destacó la importancia de la educación, y el peso que tiene el entusiasmo en los maestros de secundaria. Hay que revalorizar el importante trabajo de estos profesionales. "Hoy nos estamos encontrando con una juventud que, como ya anunció Popper, comienza por despreciar la Filosofía, y acaba por despreciar a la misma Ciencia", afirmó.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta