Publicador de contenidos

null 20210916_tantaka_navilens

La Universidad implanta un sistema de señalización inclusiva para personas con discapacidad

El centro académico ha llegado a un acuerdo con la firma NaviLens que ha “etiquetado” todos los edificios del campus


FotoManuel Castells/De izquierda a derecha, el profesor y presidente de la Fundación Iddeas, Luis Casado; Carolina Baiges, responsable de la Unidad de Atención a Personas con Discapacidad de Tantaka y la alumna del grado de Diseño, Itsaso Iriondo.

16 | 09 | 2021

Texto

Las etiquetas de colores han llegado al campus de la Universidad de Navarra con el objetivo de favorecer la movilidad de personas con algún tipo de discapacidad visual o auditiva.

El centro académico, a través del servicio de Planificación y Ordenación del campus y Tantaka, banco de tiempo solidario de la Universidad, han llegado a un acuerdo con la empresa NaviLens, en colaboración con la Fundación IDDEAS y dos alumnas del grado en Diseño, Itsaso Iriondo y Cristina Francés, para “etiquetar” distintos lugares y edificios con el objetivo de hacer el campus más accesible a personas con discapacidad. Las aplicaciones NaviLens y NaviLens Go son útiles para personas con discapacidad visual, movilidad reducida o con otras discapacidades, pero ayudan a cualquier usuario que necesite información en su recorrido por el campus.

Se trata de un sistema de señalización mediante etiquetas similares a los códigos QR que son identificados por la cámara del móvil del usuario. Gracias a NaviLens Go, disponible tanto en iOs como en Android, el móvil informa mediante voz, texto e imágenes sobre los distintos edificios y servicios. Los códigos pueden ser localizados a una distancia de hasta 10 metros utilizando la cámara del móvil sin que el usuario deba escanear con precisión su entorno.

Además de audios, la aplicación permite cargar otros contenidos como vídeos, textos, imágenes, lenguaje de signos, que pueden resultar útiles para otras personas con discapacidad auditiva o como canal de información también para personas que no presentan ninguna discapacidad.

Los usuarios pueden configurar la manera en la que quieren recibir la información: locutada, en lenguaje de signos, o incluso adaptada a niños. Además, el texto se puede traducir de manera automática a 33 idiomas, por lo que es una herramienta muy útil para alumnos y visitantes internacionales.

En principio, está prevista la instalación de 30 marcadores NaviLens en la entrada a cada edificio del campus, así como en el interior del Edificio Central. “El objetivo es hacer de la Universidad una institución inclusiva y accesible siendo proactivos hacia las necesidades de personas con alguna discapacidad”, ha señalado Cristina Muñoz, responsable del servicio de Planificación y Diseño del Campus.

Por su parte, Luis Casado, profesor asociado en la Facultad de Comunicación y presidente de la Fundación Iddeas, ha destacado alguna de las principales ventajas de esta tecnología: “NaviLens, de momento, va a ayudarnos a quienes no vemos a obtener de un modo autónomo, cómodo y seguro información precisa de los edificios del campus, y a localizar puntos estratégicos para movernos por el edificio Central. En un futuro, el sistema puede adaptarse a otros perfiles funcionales con lengua de signos o información en lectura fácil”, ha afirmado.

Itsaso Iriondo, alumna del grado de Diseño ha colaborado en esta iniciativa: “El diseño del campus debe adaptarse a las necesidades de todas las personas y para ello tenemos que aprovechar el potencial de soluciones tan innovadoras como NaviLens. Hace poco tiempo el hecho de que una persona invidente pudiera moverse con seguridad y autonomía por entornos que no conoce era ciencia ficción, hoy es posible. Se trata de una inclusión tecnológica y centrada en la persona”, ha concluido.