Publicador de contenidos

null 2020_07_14_FYL_noticia_mark_gibson

Un proyecto de la Facultad de Filosofía y Letras, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación para investigar el habla de niños con dificultades de audición

El profesor Mark Gibson desarrolla este estudio en el Laboratorio del Habla de la Universidad

Descripcion de la imagen
Mark Gibson, director del Laboratorio del Habla. FOTO: Manuel Castells
14/07/20 11:30 María M. Orbegozo

El Ministerio de Ciencia e Innovación del Gobierno de España ha concedido una importante ayuda económica al proyecto que el profesor Mark Gibson, de la Facultad de Filosofía y Letras, desarrolla con niños que tienen dificultades de audición. Realizado en el Laboratorio del Habla de la Universidad de Navarra, en colaboración con Eunate, la asociación de familias de personas con discapacidad auditiva de Navarra, el estudio tendrá una duración de tres años.

Tal y como explica el profesor Gibson, “en este proyecto estudiamos el desarrollo de la fonología en niños con dificultades de audición y con niveles de audición normal, para ver cómo el conocimiento fonológico afecta a los movimientos articulatorios. Asimismo, gracias al estudio podemos comprobar si las intervenciones con los logopedas tienen un efecto positivo en el desarrollo del habla”. Este proyecto es una de sus principales líneas de investigación, cuyos avances han sido publicados en prestigiosas revistas como Journal of Phonetics, Phonetica, o Cognition, entre otras.

Algunos alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras también participarán en el desarrollo del proyecto. Habitualmente, colaboran con el profesor Gibson para formarse en el campo de las ciencias del habla: “Involucrarles en mis proyectos es la mejor manera de enseñarles las distintas metodologías que empleamos en esta disciplina. Este es un campo muy específico y las personas interesadas en cuestiones del habla suelen tener una gran vocación”. 

Miembro del Comité Organizador de las Paris-Cologne Collaborative Meetings, financiadas por los gobiernos de Francia y Alemania, asegura que cada año, cuando sus alumnos presentan en este encuentro los avances de sus estudios, “los doctorandos de las universidades de Paris Diderot 7 (Francia) y la Zu Köln (Alemania), quienes también participan en el congreso, siempre se sorprenden de que sean alumnos de grado y no de doctorado, como ellos, pues tienen un nivel muy alto”. “Con un poco de instrucción, los alumnos pueden hacer cosas extraordinarias”, añade.