Publicador de contenidos

2014_02_13_FYL_pamplona-conventual

Arranca el ciclo "La Pamplona conventual"

Las conferencias, organizadas por la Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro de la Universidad de Navarra, se prolongarán hasta el 2 de abril

Descripcion de la imagen
Ricardo Fernández Gracia, director de la Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro, Enrique Maya, alcalde de Pamplona, Rosa López, directora del Servicio de Universidades del Gobierno de Navarra y Cristóbal Belda, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Murcia.
FOTO: Manuel Castells
13/02/14 13:32 Fina Trèmols

El alcalde de Pamplona, Enrique Maya, inauguró el ciclo de conferencias "La Pamplona conventual", organizado por la Cátreda de Patrimonio y Arte Navarro de la Universidad de Navarra, que se prolongará hasta el 2 de abril.

El aforo del Civivox Condestable está completo: 150 personas se han inscrito para conocer de cerca cómo la arquitectura conventual ha configurado el perfil de la ciudad de Pamplona, y cómo los conventos han sido auténticos productores culturales a través del arte, la música, la arquitectura, sus archivos o la gastronomía.

Cristóbal Belda, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Murcia, abrió el ciclo con dos conferencias. En la primera, "La ciudad conventual hispánica", explicó que la arquitectura religiosa es la que da monumentalidad a la ciudad, la hace distinta de cualquier otra y la configura.  Las cruces de término, las hornacinas, los triunfos de la Inmaculada, o las campanas –"voces del silencio", las definió- son elementos esenciales en el ordenamiento urbanístico de una ciudad.

En la segunda parte de la jornada, el profesor Belda habló de "Los monasterios, palacios de la fe" como de  "una ciudad dentro de la ciudad. En los siglos XVII y XVIII se produce una densidad mucho mayor que la que se produjo en la Baja Edad Media. Son las únicas agrupaciones humanas que se han autoabastecido", afirmó. El público asistente pudo conocer cómo un monasterio se planifica de acuerdo a su Regla, espejo a su vez donde se refleja la vida de los fundadores, y de qué manera se rige a través de las Constituciones Monásticas, textos más precisos elaborados y reelaborados a lo largo del tiempo. Ahí se trata de la conservación de los edificios, el control de la economía del monasterio, la regulación de los rezos. Crean una jurisprudencia que está de acuerdo con la propia Regla, los beneficios pontificios y los decretos reales.

De la mano del profesor Cristóbal Belda el público asistente al curso pudo conocer también las distintas partes de un convento: "ese lugar en el que se entra, se vive y se muere", apuntó. La iglesia, la biblioteca y su archivo, el claustro, la sala capitular, el refectorio, la celda y, no menos importante, el huerto, auténticos jardines botánicos, lugares de experimentación de los que salieron, por ejemplo, los remedios contra las lombrices.

El ciclo continúa el próximo miércoles día 19 de febrero con las conferencias del Padre Tarcisio de Azcona: "El Franciscanismo en Pamplona. Tres conventos típicos" e "Inicios del Carmelo Teresiano en Pamplona", a cargo del Padre Ildefonso Moriones Zubillaga.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta