Publicador de contenidos

null 2021_11_12_JornadaPsicologiaYVidaEspiritual_TeresaBarrera

Siete herramientas para un buen acompañamiento cuando se da una fractura en la vida

La psicóloga y terapeuta Teresa Barrera participó en la Jornada académica ‘Psicología y vida espiritual’


FotoManuel Castells/De izda. a dcha., Wenceslao Vial, Montserrat Lafuente, Martiño Rodríguez-González, Teresa Barrera, Jorge Iriarte y José María Pardo.

12 | 11 | 2021

Texto

“Vivir de forma integrada permite a las personas ser felices y conocer aquello para lo que han sido llamadas”. Así lo afirma la psicóloga y terapeuta, Teresa Barrera, especialista de la Clínica del Doctor Carlos Chiclana de Madrid. Sus palabras se enmarcan en la Jornada ‘Psicología y vida espiritual’, en la sesión sobre el ‘Abordaje de las fracturas en la coherencia de vida del cristiano’, que impartió a más de 300 personas en la Facultad de Teología de la Universidad de Navarra.

La profesora Barrera señaló que, para hacer frente a las fracturas, debemos mirar a la persona de una forma integrada, es decir “teniendo en cuenta sus tres dimensiones: psicológica, biológica y espiritual”. Y recordó que todos tenemos nuestras fracturas a lo largo de nuestra historia: “Es algo que debemos asumir y que también genera en nosotros fortalezas”.

Para un buen acompañamiento, consideró importante conocer qué hace la persona, cómo lo hace, por qué y para quién: “Así comprenderemos las causas de la ruptura para poder reordenar su conducta y que la persona viva en libertad. Muchas veces no es una cuestión de actitud y al paciente esto le desculpabiliza mucho”.  

Con respecto al origen de la incoherencia distinguió dos casos: cuando tiene una raíz psiquiátrica, como los casos de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) o el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDHA); o cuando la incoherencia tiene una raíz psicológica, en cuyo caso es de gran ayuda conocer la historia personal.

Durante su intervención destacó además algunas herramientas psicológicas para realizar un buen acompañamiento:

  1. La relación que sana: La relación terapéutica en sí misma es sanadora, por tanto, en el acompañamiento espiritual también es fundamental. Va a permitir una relación de confianza en la que vamos a aportar seguridad y le vamos a permitir expresarse emocionalmente.
  2. Encuadre del acompañamiento espiritual: Hace falta un encuadre que ayude al acompañado a entender lo que es el acompañamiento espiritual y los límites del mismo: qué aspectos se van a tratar, ámbitos de la vida de los que se va a hablar, tiempos, lugar, periodicidad y modo de comunicarse.
  3. Hacer una línea de vida, que después uniremos al trabajo de fortalezas y emociones. Ordenar la vida es clave para conocerse y permite alinear los acontecimientos vitales. Puede hacerse de diferentes modos, por años, por crisis…
  4. Fortalezas: Nuestras heridas generan fortalezas. Es importante reflejarlo, porque si sólo mostramos dónde están los problemas, la persona al final se frustra. Si reforzamos los intentos de solución y las cosas que ha aprendido en ese camino, la persona se capacita.
  5. Conciencia y regulación emocional: Consiste en ayudar a detectar qué emociones tiene la persona en los momentos importantes, para que los integre en la vida y aprenda a regularlas. Poner nombre a las emociones, definirlas y expresarlas permite conocerse.
  6. Preguntas capacitadoras y reflexivas: Podemos utilizar preguntas que ayuden a la persona a reflexionar acerca de sí misma, de las consecuencias de sus actos, de lo que siente y llegar a vislumbrar las fortalezas señaladas en el apartado anterior.
  7. El yo ideal: Permitir a la persona que, a través del mapa de su historia donde están las carencias y fortalezas, conozca su originalidad y se quiera, para saber hacia dónde quiere dirigir su vida en libertad.

La Jornada académica contó también con la participación del doctor Jorge Iriarte, médico, sacerdote y profesor de la Facultad de Teología; de Montserrat Lafuente, psiquiatra y psicoterapeuta, profesora en la Universidad Abat Oliva-CEU y en el seminario de Barcelona; del profesor Wenceslao Vial, sacerdote y profesor de la Pontificia Universidad de la Santa Cruz (Roma); y de los profesores de la Universidad, José María Pardo y Martiño Rodríguez-González, que moderaron las ponencias.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta