Publicador de contenidos

2020_09_07_FYL_noticia_arrebato

Prácticas de verano en una editorial independiente

Verónica Barreneche y Ane Linde, de 4º del Grado en Literatura y Escritura Creativa (LEC), han realizado prácticas profesionales en “Arrebato” (Madrid)

Descripcion de la imagen
A la izquierda, Verónica, y a la derecha, Ane, en "Arrebato", la librería-editorial donde han realizado prácticas profesionales FOTO: Cedidas
07/09/20 09:41 María M. Orbegozo

“Hay cosas que son difíciles de definir en esencia. Sobre todo si Arrebato no es del todo una librería, como no es exactamente una editorial, como no es con exactitud un núcleo de gestión cultural, sino que es todo a la vez". 

 Así se define “Arrebato” en su página web; una librería-editorial, ubicada en Madrid, que nació como fanzine hace 20 años en Barcelona. Es aquí donde nuestras alumnas Verónica Barreneche y Ane Linde, de 4º del Grado en Literatura y Escritura Creativa (LEC), han realizado prácticas profesionales este verano. 

“A finales del año pasado, contactamos con algunas editoriales y fue “Arrebato” quien nos dio la oportunidad de realizar prácticas”, explica Verónica. Tal y como asegura, esta experiencia me ha ayudado a despejar dudas sobre mi futuro profesional, antes de terminar la carrera. Si al acabar quisiera trabajar en otro sector, siempre podré decir que he adquirido diferentes conocimientos y, sobre todo, claridad para saber cómo quiero enfocar mis estudios de aquí a un año”.

Su compañera Ane coincide en esta afirmación y asegura que “me ha ayudado a conocer de cerca el mundo de las editoriales independientes y las labores de las que se ocupan.  Además, el estar en contacto con ediciones antiguas e incluso raras y exclusivas de libros, me ha permitido adquirir ciertos conocimientos básicos sobre encuadernaciones, catalogación, tasación, etc. Lo cierto es que ahora tengo ideas más claras sobre hacia dónde quiero enfocar mis estudios”.

En este tiempo, ambas han tenido oportunidad de desarrollar tareas en la librería y en la editorial. Verónica explica que “como librera, he aprendido a usar la base de datos para registrar libros y he visto ediciones antiguas poco usuales. Manipular estas obras me ha dado la oportunidad de descubrir nuevos autores y de conocer los diferentes tipos de encuadernaciones, colecciones etc. En cuanto a las labores de edición, he realizado correcciones, registros de ISBN, manejo de las redes sociales y de la página web”. Unas labores que su compañera Ane también ha desempeñado: “Mis tareas principales han sido la corrección ortotipográfica, el manejo de la base de datos de gestión de librería, la catalogación de libros y la actualización de web y redes sociales”.

Ambas coinciden al afirmar que esta experiencia les ha permitido poner en práctica los conocimientos adquiridos en el aula, “especialmente a la hora de realizar las correcciones de manuscritos y de redactar contenidos online, cuenta Ane. “En mi caso, la formación que hemos recibido en clase me ha ayudado sobre todo en las labores de escritura y en la lectura y crítica de los textos”, asegura Verónica.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta