Publicador de contenidos

20010406Homenaje de la Universidad de Navarra a Concepción García Gaínza por sus 25 años como catedrática de Historia del Arte

Homenaje de la Universidad a Concepción García Gaínza por sus 25 años como catedrática de Historia del Arte

El Príncipe, en un mensaje, se une "a este merecido homenaje que se le rinde y que viene a reconocer su dilatada dedicación a la investigación, así como su entrega a la docencia"

06/04/01 19:41

La Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Navarra homenajeó a su profesora Concepción García Gaínza, con motivo de sus 25 años como catedrática de Historia del Arte. Además de los cerca de 200 asistentes al acto académico, se leyó el testimonio de diversas personalidades, como el Príncipe de Asturias. Don Felipe de Borbón aseguró en su mensaje unirse "a este merecido homenaje que se le rinde y que viene a reconocer sus dilatada dedicación a la investigación, así como sus entrega a la docencia". El heredero de la Corona concluye sus palabras "recordando con verdadero agrado aquel encuentro en el Monasterio de Leyre el pasado año al entregarle el Premio Príncipe de Viana 2000".

Las personas que intervinieron en el Aula Magna destacaron distintos aspectos de la profesora homenajeada: cualidades humanas, labor docente e investigadora, creación de un grupo de discípulos que sigue su trabajo en distintas universidades españolas y su aportación al conocimiento, plasmado en el Catálogo Monumental de Navarra.

Así, Clara Fernández-Ladreda, compañera de trabajo durante 20 años en el departamento de Arte de la Universidad de Navarra, se refirió a una lección aprendida de la profesora García Gaínza: "Saber ver más allá de la apariencia, tratar de ir al fondo de las cosas, algo que resulta sumamente insólito en un contexto social en el que la apariencia, que suele encubrir la verdad, se impone por doquier". Destacó también otras cualidades de la homenajeada: laboriosidad, tenacidad, fortaleza, ecuanimidad y discreción.

Maestra de historiadores del Arte

Por su parte, Soledad Silva, de la Universidad del País Vasco, destacó que la profesora "ha sabido crear en su entorno una auténtica escuela de discípulos a los que ha iniciado en las tareas de investigación. Bajo su dirección se han llevado a cabo más de 25 tesis doctorales, todas ellas publicadas y que constituyen otras tantas aportaciones científicas en los más diversos campos del saber histórico-artístico: estudios sobre arquitectura, retablística e imaginería en la escultura, la policromía, la pintura, la miniatura, la orfebrería, la fotografía, el mecenazgo artístico, el mundo de los museos o el campo de la crítica de arte... Detrás de cada trabajo se ha forjado un especialista, un experto. Hoy somos ya un buen grupo los discípulos, varios de nosotros catedráticos y titulares, que nos encontramos en diversas universidades, tratando de imitar su ejemplo".

A continuación, Jesús Rivas Carmona, catedrático de Historia del Arte de la Universidad de Murcia, calificó de mater et magistra [madre y maestra] a la profesora García Gaínza. "Como antiguo alumno suyo -dijo-, no puedo dejar de recordar clases verdaderamente magistrales en todos los aspectos. Incluso algunas especialmente inolvidables, como la del escultor renacentista Donatello o la del barroco Bernini". Glosó también la importante labor de investigación desarrollada y el sentido universitario que ha impregnado toda su vida para terminar diciendo: "Doña Concepción es, sencillamente, mi maestra; y como tal prefiero verla. Siento gran orgullo en el reconocimiento de este magisterio, ya que mi propia carrera universitaria le debe mucho a ella en todos los sentidos".

 

Sensibilidad y educación estética

El director del Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Antonio Bonet Correa, repasó los avatares de la enseñanza de la historia del arte en España. Calificó de pionera a la profesora de la Universidad de Navarra y, tras alabar su labor investigadora, afirmó: "Su biografía académica e investigadora y de líder de un departamento se debe a su inteligencia y buen talante. También a su prudencia y bondad. Persona liberal, pero a la vez comedida; segura de sus ideas, pero tolerante con las ideas ajenas; de espíritu abierto a las novedades, pero respetuoso con la tradición; es persona equilibrada y serena que admite a los que tienen posiciones distintas e incluso antagónicas a las suyas".

Antonio Bonet añadió que, "dispuesta invariablemente a servir a sus semejantes", la profesora "no ahorra esfuerzos a la hora de ayudar a quien se lo pide. A todo ello hay que añadir una cualidad indispensable en quien se dedica al estudio y análisis de la Historia del Arte. Me refiero a la sensibilidad y educación estética. Concha García Gaínza está dotada de una fina percepción de la belleza artística y del equilibrio intelectual heredado del mundo clásico. La Universidad de Navarra puede estar satisfecha de contar en su claustro con tan eminente profesora".

La catedrática homenajeada agradeció tantas y tan cualificadas muestras de afecto como se expresaron a lo largo del homenaje: "Creo no tener otros méritos que el de ser una universitaria que entra cada día a clase con la ilusión de mostrar un nuevo tema a los alumnos. Y lo hace considerando que a lo mejor sea para ellos ocasión única para oír hablar de Donatello o Velázquez, para comunicarles la profundidad o el sentido del arte, abriendo camino a sus intereses y hasta provocándoles a ser inquietos y creativos. Pero también una universitaria que siente como un privilegio el tener un auditorio de jóvenes asegurado cada día para poder comunicarle sus ideas e inquietudes".

La profesora recordó su paso por las Universidades de Sevilla y Murcia, donde encontró discípulos interesados por el arte, hoy compañeros y amigos. Ya en Pamplona, "en la Universidad de Navarra he tenido y sigo teniendo el ambiente adecuado para desarrollar las diversas facetas de ser universitaria; he contado con el apoyo para desarrollar aquellos proyectos de investigación que yo creía oportunos y convenientes, gozando de total libertad en ellos; he encontrado también el espíritu adecuado para desarrollar las ideas; he recibido el estímulo y la estimación de los sucesivos rectores por mi trabajo. Y, finalmente, la Universidad de Navarra me ha brindado el campo para cultivar y formar a mis queridos discípulos navarros y no navarros, chilenos, ecuatorianos y taiwaneses. Por todas estas cosas que resumen mi vida universitaria durante estos 25 años quiero agradecer a la Universidad de Navarra, a su rector y a su gran canciller [Mons. Javier Echevarría] la confianza depositada en mí en estos años".

Agradecimiento y adhesiones

Durante el acto académico se entregó a la profesora un libro, recopilación de toda su obra dispersa, preparado por profesores del departamento de Arte. Por último, el rector, José Mª Bastero, subrayó que "la trayectoria de la profesora García Gaínza en la Universidad de Navarra constituye un testimonio vivo de que es posible conciliar una excelsa tarea investigadora, cuyos resultados siempre se han caracterizado por su rigor, con una docencia del más alto nivel, capaz de dejar la huella característica de un magisterio fecundo en varias generaciones de alumnos. Para nadie es un secreto que tal logro se debe a una dedicación tenaz y sacrificada, y al espíritu emprendedor de quien nunca ha transferido la responsabilidad de sus deberes y siempre ha desplegado gran capacidad de iniciativa".

El homenaje a esta catedrática contó con asistencia de numerosos alumnos que en estos años han pasado por las aulas de esta universidad, además de compañeros del claustro académico y autoridades como el delegado del Gobierno, José Carlos Iribas; los consejeros de Cultura y Medio Ambiente del Gobierno foral, Jesús Laguna y Javier Marcotegui, respectivamente; la alcaldesa de Pamplona, Yolanda Barcina; el director general de Universidades y Política Lingüística, Pedro Pejenaute; el director de la Institución Príncipe de Viana, Juan Ramón Corpas, o el director del Museo Diocesano, Jesús Omeñaca.

Además, durante el acto la profesora Asunción Domeño repasó una larga relación de adhesiones enviadas con motivo del homenaje. Cabe destacar las de los secretarios de Estado de Cultura, Universidades y Relaciones con las Cortes, Luis Alberto de Cuenca, Julio Iglesias y Jorge Fernández Díaz, respectivamente; el presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz; el presidente del Consejo de Administración del Patrimonio Nacional, el duque de San Carlos; el arzobispo de Pamplona, Mons. Fernando Sebastián; la Junta Directiva de la Sociedad de Estudios Históricos de Navarra; y el presidente del Ateneo Navarro, Emilio Echavarren, entre otros.

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta