Primer año en la Universidad

Método de estudio

Emplea un método de estudio profundo:

Ubicación en el contexto: realiza una visión de conjunto delimitando el punto, localizándolo en el tema y en el programa.

Lectura para la comprensión. Lectura detenida pero activa, completando en su caso la comprensión de la clase teórica y consultando libros de texto. Incluye el análisis del tema, y la interrelación del tema en estudio con otros anteriormente estudiados.

Repetición para la memorización. Reproducción oral-escrita de definiciones, conceptos, términos nuevos, fórmulas o problemas, ecuaciones, etc, que habiéndose comprendido antes, deben fijarse en la memoria. Es necesario dar a la memoria la importancia que tiene en el proceso educativo: sin el esfuerzo de memorizar no es posible llegar al conocimiento de ninguna ciencia. Pero ese esfuerzo no se reduce a una interpretación rutinaria sino que implica retención de lo comprendido, haciéndolo propio. Muchas veces se cree que se sabe algo porque se ha comprendido, pero no, aún queda una parte esencial: la fijación, y aún otra que te llevará al sobresaliente o matrícula en las calificaciones de los exámenes: el dominio de la materia.

Aplicaciones para la profundización en el tema, realizando los ejercicios y problemas, leyendo la bibliografía prevista, haciendo los trabajos previstos, entregas de proyectos, etc.

Además hay una revisión para la fijación final. Una nueva lectura rápida de los conocimientos teóricos, desde las aplicaciones prácticas.

Para situarte, puedes realizar el cuestionario sobre método de estudio y valorarlo con tu asesor.

  • Aprovechar las clases

    ¿Por qué es conveniente ir a clase?

    Un principio básico para superar con éxito una asignatura es no perderte las clases:

    • Ayudan a entender más rápido los contenidos.

    • Sirven para darse cuenta, más fácilmente, de qué es lo fundamental. Asistiendo a clase conocerás poco a poco las exigencias del profesor, te darás cuenta de qué es lo que se considera más importante. Tu estudio posterior será más eficaz, porque repasarás directamente lo principal.

    • Facilitan la elaboración del propio material de estudio.

    • Es más sencillo diferenciar lo difícil de lo fácil.

    • Establecen relaciones entre contenidos, temas o capítulos.

    • Mantienen el contacto con los compañeros y sigues las incidencias del curso.

    ¿Cómo preparar una clase?

    El profesor tal vez exponga contenidos que están en el libro, pero hará comentarios y aclaraciones que te ayudarán en el estudio posterior. Para aprovechar bien una clase debes intentar ser un oyente activo, haciendo y planteándote preguntas, siguiendo la línea del razonamiento que expresa el profesor.

    Antes de clase

    • Revisa los apuntes de la clase anterior.

    • Lee el tema en los libros recomendados.

    • Si hay apuntes editados de la asignatura o material de apoyo en Adi, dedica unos minutos a leer lo que van a explicar.

    Durante la clase 

    • En clase intenta atender todo lo que puedas, comprenderlo y memorizarlo. Si prestas atención en clase, tienes el 50% del trabajo hecho.

    • Toma apuntes, pero no escribas al pie de la letra las palabras que dice el profesor. Preocúpate por comprender. Limítate a recoger las ideas.

    • Si pierdes la explicación en algún momento, conviene que respetes la atención de tus compañeros: deja un espacio en blanco y completa al final de la clase lo que no hayas entendido.

    • Intenta responder a las preguntas que el profesor formula en general o las que les hace a tus compañeros.

    • Pregunta si algún punto de la explicación no te ha quedado claro. 

    Después de clase

    • Haz tus propios comentarios en tus notas de clase, pero no los pases a limpio.

    • ¿Eres capaz de definir cuál era el objetivo de la clase, relacionar capítulos o ideas de clases anteriores y sacar conclusiones de un tema?

  • Tomar apuntes

    Los apuntes son:

    • Una fuente importante de material de estudio. En algunos casos es la base para comenzar a estudiar.

    • Un instrumento para mantener la atención en clase.

    • Pero no deben sustituir a los manuales o libros. Tus notas pueden contener errores, en los libros están los datos exactos.

    Cómo detectar las ideas importantes

    • Si el profesor escribe un guión de la clase en la pizarra, puede ser útil tomar nota de él.

    • Sigue el hilo argumental de la explicación y presta especial atención a la relación establecida entre las ideas. Debe quedar plasmado en tus apuntes.

    • Sé especialmente preciso en las definiciones y demostraciones.

    • Diferencia las distintas partes de la asignatura.

    • Atiende a los enunciados de los problemas y a la interpretación de las conclusiones.

    Cómo tomar apuntes

    • Toma apuntes selectivos, identifica las ideas clave.

    • Toma notas legibles, deja espacio, subraya.

    • Guárdalos de forma ordenada, ponles fecha, numera los folios y clasifícalos por asignaturas.

    Repasa tus apuntes lo antes posible

    • No dejes pasar más de 24 horas sin completar los apuntes.

    • En general pasarlos a limpio puede suponer malgastar el tiempo.

    • Comprueba que son legibles, completos y comprensibles.

    • Consulta los libros de referencia y completa los apuntes.

    • Subraya lo importante.

    • Espera al final de cada tema para hacer el esquema o resumen.

    • Consúltalos a la hora de hacer problemas.

  • No basta con oír, aprende a escuchar

    No basta con oír, aprende a escuchar

    "Se necesita coraje para levantarse y hablar. Pero mucho más para sentarse y escuchar", Winston Churchill.

    Aparentemente escuchar y oír significan lo mismo: percibir del exterior los sonidos, palabras, mensajes con el sentido del oído. Sin embargo, escuchar va más allá de simplemente oír, ya que implica comprender la información que recibes, aplicar el entendimiento a lo que oyes.

    También es interesante la secuencia: atender- comprender-memorizar.

    A veces, aparentes fallos de memoria son simplemente falta de atención o de comprensión de lo oído/leído.

    OIR + INTERPRETAR = ESCUCHA ACTIVA

    Para escuchar de forma activa debe evitarse:

    • Perder concentración, pensando en cosas ajenas.

    • Hablar a la vez que nos hablan.

    • Presuponer que sabemos lo que nos están explicando.

    • Escuchar sólo una parte, ignorando detalles o matices que nos pueden interesar.

    Debe hacerse

    • Mirar a la persona que nos está hablando.

    • Seguir la explicación que nos están dando.

    • Aplicar el entendimiento a lo que están diciendo.

    • Tomar nota de lo que se dice.

  • Tengo dudas, ¿qué hago?

    "Hacer preguntas es prueba de que se piensa", Tagore

    A lo largo del curso seguramente te surgirán dudas en las asignaturas. Debes solucionarlas cuanto antes, ya que las lagunas tienden a extenderse.

    Dudas durante la clase

    • Pregunta a los profesores, ellos son los que mejor pueden resolver una duda. Siempre

    puedes preguntar durante o al final de la clase. Tienes tiempo entre clase y clase.

    • Puedes aprovechar el final de la clase para preguntar dudas de clases anteriores.

    Dudas mientras estudias

    • Procura resolver primero tus dudas consultando libros o preguntando a los compañeros. Si no lo consigues, pregunta al profesor. De esta manera aprovecharás mejor la explicación que te dé.

    • Ir a ver a los profesores cuando surgen dudas supone una ayuda valiosa por varios motivos:

    • Pueden darte una visión global de cómo debes enfocar la asignatura y eso te ayudará a estudiar mejor.

    • Te conocen personalmente y tú a ellos, con lo que se facilita la comunicación a partir de ese momento.

    • Cada profesor tiene establecido un horario de atención a los alumnos. Mira en la web de la asignatura. Apúntalo en tu planificación.

  • Sesiones prácticas, talleres etc.

    La finalidad de las clases prácticas (estudio de casos, sesiones de problemas o de laboratorio, actividades en el aula de informática, etc.) es aprender desde la experiencia. Consejos que pueden servirte:

    Antes

    • Repasar los conocimientos teóricos que se hayan visto en clase o que se relacionen

    con lo que se va a ver en las sesiones prácticas.

    • Prever y preparar los materiales o recursos que se vayan a utilizar.

    Durante

    • Escuchar y tomar notas.

    • Analizar y comprender el problema.

    • Aplicar los conocimientos teóricos a lo que

    se trabaja en la práctica.

    • Comprobar e interpretar el resultado de las prácticas.

    Después

    • Repasar los ejercicios y problemas realizados.

    • Realizar otros ejercicios o problemas planteados por el profesor o en textos relacionados.

    • Autoevaluación de lo aprendido.

  • Ejercicios o trabajos

    Ejercicios o trabajos

    • Sirven para conocer cómo vas asimilando lo que estudias: si tienes claros los conceptos básicos, si tu estilo es correcto, si llevas la asignatura al día, qué cosas considera importantes el profesor, dónde están tus lagunas o dudas...

    • Es importante que realices esos ejercicios o entregues los trabajos. Sé crítico con los resultados: son un indicador de la calidad de tu trabajo. Si los resultados son negativos, puedes ir a ver al asesor para encontrar soluciones y mejorar tu rendimiento.

  • Trabajos bibliográficos

    Cuando tienes que redactar un trabajo o un informe, una parte importante para elaborarlo es contrastar la información y las ideas que quieres aportar. Para realizar un buen trabajo debes consultar muchas fuentes: libros, revistas, enciclopedias, bases de datos, etc.

    Toda esa información que necesitas la puedes encontrar en la Biblioteca de la Universidad.

    Además, es importante que sigas los criterios que indique el profesor: forma de citar las fuentes, extensión, etc.

  • ¿Cómo es tu aprendizaje?

    • Aprendizaje superficial: memorizas el procedimiento y después reproduces la materia o el método. Eres capaz de recordar y repetir gran parte de lo que acabas de leer.

    • Aprendizaje profundo: relacionas las diferentes partes, las integras y aplicas. Con el tiempo eres capaz de recordar más que si lo hubieras aprendido de memoria.

    • Cada carrera universitaria es una ciencia que confiere un sistema de pensamiento.

    • Habla con tu asesor para descubrir qué preguntas hacerte ante las clases, los libros, los apuntes y los problemas. Si sabes el porqué de algo te será más fácil encontrar el cómo estudiarlo.

    • No olvides que en el primer curso se busca que aprendas el método de estudio concreto y que adquieras los conocimientos básicos para tu carrera.

  • ¿Cómo debes estudiar?

    • Comprende en primer lugar y memoriza lo que hayas entendido.

    • Comprender es:

    • "Hacerte con el conjunto" de lo que estudias; relacionar unas ideas con otras dándoles unidad.

    • "Hacer tuyo" el contenido para asimilarlo y ser capaz de aplicarlo.

    • Ser capaz de explicárselo a otro compañero o al profesor en el examen.

    • Lo que se comprende bien, se recuerda fácilmente. De lo que se oye (sin apuntes) se recuerda un 40%, de lo que se lee (tomando apuntes) el 60%, de lo que se estudia (haciendo esquemas) el 80% y de lo que se explica a otros el 100%.

    • Además de comprender, es necesario memorizar: no basta con leer muchas veces, tienes que saber recordar: es un proceso de dentro a fuera.

    • Después tienes que saber relacionar lo que ya sabes y recuerdas bien, con otros aspectos o partes de la asignatura, hasta lograr tener una visión de conjunto.

    ¿Qué hacer para mantener la concentración mientras estudias?

    • Asegúrate antes de empezar que vas a tener todo el material que necesites a mano.

    • Evita las interrupciones. Desconecta el móvil.

    • Divide la materia que debes estudiar entre el tiempo del que dispones.

    • No adoptes una postura excesivamente cómoda.

    • Procura que la habitación tenga las condiciones adecuadas: silencio, iluminación, orden, etc.

    • Procura estudiar habitualmente en el mismo lugar y con el mismo horario.

    • Utiliza lápiz y papel.

    • Si se te ocurre algo en ese momento distinto a estudiar, toma nota de ello, y déjalo para otra ocasión.

    • Llega hasta el final del tiempo y de la materia propuesta, aunque te cueste esfuerzo. Poco a poco tu capacidad de concentración irá aumentando.

  • ¿Dónde estudiar?

    Como puedes comprobar, se trata de una elección personal. Cada uno estudia mejor en un lugar diferente. Descubre cuanto antes cuál es el mejor para ti.

    VENTAJAS DE ESTUDIAR EN LA BIBLIOTECA

    • Puedes resolver las dudas que tengas.

    • Te mantienes más en contacto con la gente y estás al día de las novedades de las asignaturas.

    • Asegura el ambiente de estudio, más difícil de interrumpir.

    Si estudias en la BIBLIOTECA, ten en cuenta:

    • Guarda silencio y respeta el trabajo de los demás.

    • No pierdas el tiempo con tus compañeros. Los descansos tienen riesgos. Si sales para descansar y te encuentras con alguien, no olvides que has venido a estudiar.

    • Lleva todo lo que necesites.

    • Consulta el horario de la biblioteca en sus tablones de anuncios o en la web biblioteca. En TECNUN la Biblioteca dispone de una página web para consultar la disponibilidad de libros, revistas y publicaciones.

    Estudiar en grupo: "Cuando se enseña a otro se aprende dos veces"

    • Un grupo de estudio es una oportunidad para resolver dudas, fortalecer conocimientos y adquirir los hábitos y habilidades necesarias para comunicarse con los demás.

    • Estudiar en grupo es estudiar una materia que todos habéis estudiado ya individualmente.

    • Conviene que incluyas en tu horario semanal un tiempo para trabajar en grupo. 

    Estudiar en grupo ¿para qué?

    • Completar apuntes.

    • No quedarte "descolgado" en alguna asignatura.

    • Explicar las cosas que has comprendido. Esto requiere tener las ideas muy claras.

    • Responder dudas que tú no has planteado.

    • Resolver dudas que hayas acumulado durante el estudio personal.

  • ¿Cómo abordar las asignaturas muy exigentes?

    No todas las asignaturas son iguales, aunque todas son importantes para la carrera. Cada materia tiene sus peculiaridades y una forma adecuada de acometer su estudio.

    Te pueden pasar varias cosas:

    • Que te falte base y no lo sepas hasta que lleguen los exámenes finales.

    • Que te pierdas en clase, cojas malos apuntes y des la asignatura por perdida.

    • Que no te guste estudiarla.

    • Que creas que vas bien, pero no lo has comprobado.

    Algunas pistas para no perderse:

    • Pide consejo al profesor y asiste a los seminarios, etc.

    • Plantéate trabajar en grupo, para contar con el apoyo de otros compañeros.

    • Pregunta a alguien de cursos superiores que le haya ido bien la asignatura.

    Quizá te plantees una duda ante lo que te imaginas "imposible". ¿Necesitaré clases particulares? Ten en cuenta que:

    • Son un gasto económico con frecuencia innecesario.

    • No ayudan a razonar, sino que favorecen la actitud pasiva.

    • Programan la resolución automática de problemas tipo.

    • Ayudan a memorizar problemas clasificados.

    • Otorgan al alumno una falsa sensación de seguridad y conocimiento.

    Una alternativa es que le saques el máximo partido a lo que te ofrece la Universidad: pregunta en clase, habla con el profesor de la asignatura, sugiere que haya algún seminario más, habla con tu asesor, sé imaginativo... Hay que buscar soluciones a los problemas.