Santuario de Nuestra Señora del Yugo

Devoción secular

El origen de la devoción secular a la Virgen del Yugo, en Arguedas y en otras localidades de la zona, se pierde en el tiempo, sin que se pueda precisar la fecha de la leyenda de su aparición, que el imaginario popular sitúa allá por el año 1189, fecha que se hizo coincidir en 1889 con las singulares celebraciones en el santuario con motivo de la efeméride del décimo tercer centenario del III Concilio de Toledo.

La leyenda, hermosa como otras muchas, cuenta con elementos que se repiten en numerosas advocaciones marianas: el árbol (un pino), un utensilio de labranza (el yugo), la aparición, la incredulidad inicial de los vecinos, el milagro en la persona devota (un labrador cojo) y la acogida y recepción de la imagen por parte de las autoridades y todo el pueblo. Los primeros testimonios históricos nos llevan a mediados del siglo XIV, cuando el alcalde de Arguedas compró una pieza a los obreros de “Sancta María del Iugo”.

La fiesta de la aparición se celebraba tradicionalmente el 25 de marzo, día de la Encarnación, que se trasladaba al segundo día de Pascua de Resurrección si había impedimento por coincidir con la Semana Santa. En 1863 la villa hizo voto para celebrar misa cantada con sermón el día del Dulcísimo Nombre de María. Algunas romerías resultaron harto accidentadas, como la de 1619 a la que concurrieron Arguedas, Valtierra y Mélida, en la que los romeros llegaron a las manos, quedando por efecto de la pelea herido el clérigo y con un desgarrón en la mano el beneficiado y la cruz procesional hecha pedazos.

Respecto a las rogativas sabemos de algunas solemnes como las habidas en 1817, por la sequía, de 1834 en un contexto de peste y guerra, en 1854 por el cólera y en 1889 para celebrar el VIII Centenario de la aparición, con una gran concentración de varios miles de personas.

 

 

  • Bibliografía

    • MUNÁRRIZ, L., El santuario del Yugo, Pamplona, Imprenta y Librería de Joaquín Lorda, 1898.

    • GARCÍA GAÍNZA, M. C. y otros, Catálogo Monumental de Navarra. I. Merindad de Tudela, Pamplona, Gobierno de Navarra-Arzobispado de Pamplona-Universidad de Navarra, 1980.

    • FERNÁNDEZ-LADREDA, C., Imaginería medieval mariana, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1989.

    • FERNÁNDEZ GRACIA, R., "Un aspecto de la arquitectura barroca en Navarra: los camarines", Actas del I Congreso General de Historia de Navarra. Príncipe de Viana (1988), anejo 11, pp. 149-158.

    • ECHEVERRÍA GOÑI, P. y FERNÁNDEZ GRACIA, R., "La arquitectura religiosa de los siglos XVI al XVIII en Navarra", Ibaiak eta Haranak. Guía del Patrimonio artístico y paisajístico. Navarra, vol. VIII, San Sebastián, Etor, 1991.

    • AZANZA LÓPEZ, J. J., Arquitectura Religiosa Barroca en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1996.

    • FERNÁNDEZ GRACIA, R., El retablo barroco en Navarra. Pamplona, Gobierno de Navarra, 2003.