El monumento conmemorativo en Pamplona

Monumento a los Fueros

  • Autor: Proyecto: Manuel Martínez de Ubago; Esculturas del primer cuerpo: Ramón Carmona.

  • Materiales y técnica: Bronce, mármol y piedra de diferentes tipos.

  • Medidas: 23,40 m. de altura.

  • Ubicación: Paseo de Sarasate.

  • Fecha de instalación: 1903 (pendiente de inauguración).

El monumento a los Fueros supone un hito en la compleja configuración identitaria contemporánea de Navarra. Erigido en el Paseo de Sarasate en 1903, vino a simbolizar la reacción navarra en defensa de sus derechos ante el proyecto antiforal presentado en 1893 por el Ministro de Hacienda Germán Gamazo, considerando que menoscababa la autonomía fiscal reconocida a la provincia en la Ley Paccionada de 1841.

Si bien su planteamiento formal está en sintonía con otros contemporáneos que remiten al tipo de columna conmemorativa, desde el punto de vista conceptual se muestra original y único, por cuanto cada uno de los elementos que lo componen participa del carácter simbólico encaminado a la afirmación de la foralidad del Viejo Reino de Navarra, con el número cinco como referencia constante en alusión a sus merindades. Se suceden en su composición un alto pedestal poligonal, una estructura en forma de templete cúbico organizada en dos cuerpos, y una columna de mármol rojo con capitel blanco sobre la que descansa la figura femenina. La volumetría de los cuerpos disminuye conforme ascendemos en altura, lo cual confiere al conjunto sensación de estabilidad en la parte inferior, y mayor ligereza en la superior.

Las cinco figuras alegóricas dispuestas en los ángulos del primer cuerpo se erigen en símbolo de los valores defendidos en la manifestación fuerista de 1893: Historia, Justicia, Autonomía, Paz y Trabajo. Remata el conjunto una monumental estatua de bronce, alegoría de Navarra como una matrona victoriosa que porta en su mano derecha un fragmento de las cadenas del escudo del Reino como símbolo de la libertad conquistada, en tanto que enarbola en la izquierda un pergamino del que cuelga un sello céreo y que contiene la leyenda “Ley Foral”. El contenido se completa con un conjunto de referencias heráldicas y simbólicas, además de las planchas de bronce con inscripciones alusivas a las libertades navarras.

 

 

  • Bibliografía

     

    • AZANZA LÓPEZ, J. J., El monumento conmemorativo en Navarra. La identidad de un Reino. Col. Panorama, nº 31, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2003.

    • AZANZA, J. J., MURUZÁBAL, J. M., URRICELQUI, I. y ZUBIAUR, F. J., Guía de escultura urbana en Pamplona, Pamplona, Ayuntamiento de Pamplona, 2009.