aula_abierta_itinerarios_12_5_texto

Retablo de Santa Teresa de los Carmelitas Descalzos

El retablo de Santa Teresa de los Descalzos fue realizado, junto a la escultura de su titular, a la vez que el mayor y los colaterales del templo, hacia 1670. Con posterioridad, la capilla en la que se encuentra, entonces con su reja, fue adquirida por don Marcos de Echauri, secretario real y del Consejo Real de Navarra y bienhechor del convento, en 1689, con lo que se adornó con escudos, lámparas y otras preseas. Además, doró por su cuenta el retablo, encargando de ello en 1690, según se atestigua en una larga inscripción en el banco del retablo. Con algunas modificaciones para colocar una peana a la santa, en 1922, la pieza ha llegado hasta hoy con su estructura original, tan repetida en numerosos retablos del momento, con banco, cuerpo único y ático semicircular.

La bellísima imagen de la santa es de tamaño natural y sigue el modelo popularizado años atrás por Gregorio Fernández en la escultura del Carmen Calzado de Valladolid. Recoge la instantánea de la santa escribiendo bajo la inspiración del Paráclito, con el rostro extático y la mirada elevada. Viste hábito de la orden con talle alto y plegado acartonado tan característico de la escuela castellana. Su policromía pertenece al momento del dorado del retablo, apreciándose un marcado contraste entre las zonas claras: encarnaciones semibrillantes de rostro y manos y manto marfilíneo -actualmente repintado-, y el oscuro hábito carmelitano. La túnica y el escapulario se encuentran abigarradamente recorridos por motivos vegetales geométricos, esgrafiados que imitan brocados. En el manto la decoración se limita, como en otras ocasiones, a una orla de roleos grabados que se ha conservado prácticamente intacta.

aula_abierta_itinerarios_12_5_imagen

Retablo de Santa Teresa de los Carmelitas Descalzos

aula_abierta_itinerarios_12_bibliografia

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., “El convento e iglesia de los Carmelitas Descalzos de Pamplona. Arquitectura”, Príncipe de Viana, 164, 1981, pp. 787-818.

  • ECHEVERRÍA GOÑI, P. y FERNÁNDEZ GRACIA, R., “El convento e iglesia de los carmelitas descalzos de Pamplona. Exorno artístico”, Príncipe de Viana, 164, 1981, pp. 819-891.

  • AZANZA LÓPEZ, J. J., Arquitectura Religiosa Barroca en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1996.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., El retablo barroco en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2003.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., La Inmaculada Concepción en Navarra. Arte y devoción durante los siglos del Barroco Mentores, artistas e iconografía. Pamplona, Eunsa, 2004.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., Estampa, Contrarreforma y Carmelo Teresiano. La colección de grabados de las Carmelitas Descalzas de Pamplona y Leonor de la Misericordia (Ayanz y Beaumont). Pamplona, I. G. Castuera, 2004.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., “Santa Teresa”, Juan de Goyeneche y el triunfo de los navarros en la Monarquía Hispánica del siglo XVIII, Pamplona, Fundación Caja Navarra, 2005, p. 352.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., “Algunas esculturas napolitanas en Navarra”, Pulchrum. Scripta in honorem Mª Concepción García Gainza, Pamplona, Gobierno de Navarra, Departamento de Cultura y Turismo-Institución Príncipe de Viana, 2011, pp. 300-310.

  • TARIFA CASTILLA, M. J., “Aparición de Cristo a Santa Teresa”, Pamplona y San Cernin 1611-2011. IV Centenario del Voto de la Ciudad, Pamplona, Ayuntamiento de Pamplona, 2011, p. 176

aula_abierta_itinerarios_12_mapa