aula_abierta_itinerarios_12_8_texto

En la catedral: un relieve y un lienzo de Carlos Berdusán

La catedral conserva dos imágenes de la santa, una en un relieve en el retablo de la Santa Catalina y otra en un lienzo de comienzos del siglo XVIII. La primera se ubica en una de las calles del retablo de Santa Catalina, que contaba con antiquísima cofradía. En 1683 el cabildo, a propuesta del prior, acordó, “nemine discrepante”, aplicar la distribución de la comida al nuevo retablo de Santa Catalina que se iba a realizar por estar muy malparado el antiguo. En 1686, se contrató el retablo con Miguel de Bengoechea y José de Munárriz, siendo el primero con salomónicas del templo. Su policromía corrió a cargo de Juan de Munárriz en 1690. Junto a santos de secular culto en Pamplona y en el cabildo, como la Magdalena, el mítico San Babil o los Inocentes, se incluyeron otras iconografías más en sintonía con los nuevos tiempos, como la Purísima Concepción, en un siglo por antonomasia inmaculista, Santiago a caballo y la santa en actitud de escribir con el hábito carmelita, inspirada por el Espíritu Santo y en actitud arrobada, siguiendo una praxis de los siglos XVII y XVIII.

El lienzo, firmado y fechado en 1701, representa a la santa extática y también en su tipo como escritora mística ante un bufete vestido con rica tela carmesí. Se trata de una de las escasísimas obras firmadas y fechadas por Carlos Berdusán junto a otro de San Juan Bautista de la misma catedral de Pamplona. En ambos se evidencia cómo Carlos copió el estilo de su padre, Vicente Berdusán, prolongando los esquemas de su taller en los primeros años del siglo XVIII. Carlos Berdusán nació en Tudela en 1668, fue pintor, realizó algunos trabajos para el ayuntamiento de Tudela y contrajo matrimonio con Francisca Labastida en 1697, tras el fallecimiento de su padre. La madre de Carlos y viuda de Vicente Berdusán había donado a su a su hijo los “bosquejos y dibujos de los que quedaron por muerte del dicho Vicente de Berdusan, su padre, propios de su mano y de la de Carreño”. El dato no puede ser más esclarecedor de la relación de Vicente con Juan Carreño de Miranda y del valor que se daban en aquellos momentos a los dibujos de aquel maestro y del propio Vicente Berdusán.

aula_abierta_itinerarios_12_8_imagen

En la catedral: un relieve y un lienzo de Carlos Berdusán

aula_abierta_itinerarios_12_bibliografia

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., “El convento e iglesia de los Carmelitas Descalzos de Pamplona. Arquitectura”, Príncipe de Viana, 164, 1981, pp. 787-818.

  • ECHEVERRÍA GOÑI, P. y FERNÁNDEZ GRACIA, R., “El convento e iglesia de los carmelitas descalzos de Pamplona. Exorno artístico”, Príncipe de Viana, 164, 1981, pp. 819-891.

  • AZANZA LÓPEZ, J. J., Arquitectura Religiosa Barroca en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1996.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., El retablo barroco en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2003.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., La Inmaculada Concepción en Navarra. Arte y devoción durante los siglos del Barroco Mentores, artistas e iconografía. Pamplona, Eunsa, 2004.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., Estampa, Contrarreforma y Carmelo Teresiano. La colección de grabados de las Carmelitas Descalzas de Pamplona y Leonor de la Misericordia (Ayanz y Beaumont). Pamplona, I. G. Castuera, 2004.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., “Santa Teresa”, Juan de Goyeneche y el triunfo de los navarros en la Monarquía Hispánica del siglo XVIII, Pamplona, Fundación Caja Navarra, 2005, p. 352.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., “Algunas esculturas napolitanas en Navarra”, Pulchrum. Scripta in honorem Mª Concepción García Gainza, Pamplona, Gobierno de Navarra, Departamento de Cultura y Turismo-Institución Príncipe de Viana, 2011, pp. 300-310.

  • TARIFA CASTILLA, M. J., “Aparición de Cristo a Santa Teresa”, Pamplona y San Cernin 1611-2011. IV Centenario del Voto de la Ciudad, Pamplona, Ayuntamiento de Pamplona, 2011, p. 176

aula_abierta_itinerarios_12_mapa