aula_abierta_itinerarios_12_introduccion

Introducción

En el contexto de la oposición al establecimiento de los hijos de San Ignacio en Pamplona por parte del clero, se contextualiza una carta de Santa Teresa fechada en Toledo el 8 de mayo de 1580, en la que se suma al obispo y al virrey en su apoyo a la presencia de los jesuitas en la ciudad. Esa sería la primera influencia activa de la santa de Ávila en la capital navarra. Poco más tarde, en los prolegómenos de la fundación de convento de San José de las Madres de Pamplona volvió a intervenir la misma Santa Teresa y el Padre Gracián, participando activamente en su realización Leonor de la Misericordia (Ayanz y Beaumont) y Beatriz de Beaumont y don Martín Cruzat. En la presencia de los Padres en Pamplona, impulsaron su establecimiento la priora de la misma ciudad, la Madre Catalina de Cristo y el noble navarro don Martín Cruzat y Oiz. El convento de los Descalzos se ha conservado íntegro hasta nuestros días, no así el que habitaron las religiosas en la misma plaza del Castillo.

Pamplona colaboró a través de su Regimiento en los festejos de beatificación y canonización de Santa Teresa en 1614 y 1622, respectivamente. La ciudad conserva importantes representaciones de la misma, que recogen diferentes escenas de su vida, de modo especial las visiones y éxtasis, tan en sintonía con el siglo XVII, cautivado por el maravillosismo y la teatralidad y las formas sensibles con que la imaginación traducía grandezas inefables. Las fuentes de inspiración para los artistas fueron el Libro de su vida, las primeras biografías y, sobre todo, los grabados de su vida ilustrada, encargados por la Madre Ana de Jesús en Amberes en 1613 a Cornelio Galle y Adrian Collaert en 1613, uno de cuyos ejemplares conservan las Descalzas de San José de Pamplona.

aula_abierta_itinerarios_12_4_imagen

Los Carmelitas Descalzos de Santa Ana

aula_abierta_itinerarios_12_bibliografia

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., “El convento e iglesia de los Carmelitas Descalzos de Pamplona. Arquitectura”, Príncipe de Viana, 164, 1981, pp. 787-818.

  • ECHEVERRÍA GOÑI, P. y FERNÁNDEZ GRACIA, R., “El convento e iglesia de los carmelitas descalzos de Pamplona. Exorno artístico”, Príncipe de Viana, 164, 1981, pp. 819-891.

  • AZANZA LÓPEZ, J. J., Arquitectura Religiosa Barroca en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1996.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., El retablo barroco en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2003.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., La Inmaculada Concepción en Navarra. Arte y devoción durante los siglos del Barroco Mentores, artistas e iconografía. Pamplona, Eunsa, 2004.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., Estampa, Contrarreforma y Carmelo Teresiano. La colección de grabados de las Carmelitas Descalzas de Pamplona y Leonor de la Misericordia (Ayanz y Beaumont). Pamplona, I. G. Castuera, 2004.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., “Santa Teresa”, Juan de Goyeneche y el triunfo de los navarros en la Monarquía Hispánica del siglo XVIII, Pamplona, Fundación Caja Navarra, 2005, p. 352.

  • FERNÁNDEZ GRACIA, R., “Algunas esculturas napolitanas en Navarra”, Pulchrum. Scripta in honorem Mª Concepción García Gainza, Pamplona, Gobierno de Navarra, Departamento de Cultura y Turismo-Institución Príncipe de Viana, 2011, pp. 300-310.

  • TARIFA CASTILLA, M. J., “Aparición de Cristo a Santa Teresa”, Pamplona y San Cernin 1611-2011. IV Centenario del Voto de la Ciudad, Pamplona, Ayuntamiento de Pamplona, 2011, p. 176

aula_abierta_itinerarios_12_mapa