EL BARROCO EN NAVARRA. EL PLACER DE SENTIR Y EL GOZO DE CELEBRAR

15 de septiembre de 2015

Presentación del libro: Alonso Cano y el Crucificado de Lekaroz
Dña Concepción García Gainza. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro

Portada del libro presentado 
 

El Crucificado de Lekaroz que hoy se venera en la capilla penitencial de la iglesia de capuchinos de San Antonio de Pamplona constituye una obra de singular valor salida de las gubias de Alonso Cano, uno de los maestros más señeros del Siglo de Oro. El arte de este granadino de vida turbulenta que tras triunfar en la Corte se hace eclesiástico tras el dramático asesinato de su mujer, como canónigo de la catedral de Granada, no deja ver lo impetuoso de su genio. Su arte respira equilibrio y belleza. Artista de una alta formación intelectual a juzgar por su extensa biblioteca, inquieto en la búsqueda de las fuentes de inspiración, él buscará sobre todo “la línea y la gracia de los cuerpos hermosos”, según Wethey. Artista total, fue pintor, escultor, perspectivo y excelso dibujante.

El Crucificado de Lekaroz debido a tan insigne artista fue realizado por Alonso Cano para el monasterio benedictino de Montserrat de Madrid y lo terminó por expreso deseo de la reina doña Mariana de Austria. Allí lo vieron los eruditos del siglo XVIII que se refieren a él con admiración como el “célebre” Cristo de Alonso Cano.

Estudia este libro, patrocinado por la Fundación Fuentes Dutor y editado por la Cátedra de Patrimonio y Arte navarro de la Universidad de Navarra, la intrincada historia que atravesó este Crucificado hasta su llegada al Colegio de Lekaroz recién fundado. Sus dos ingresos sucesivos en la Academia de San Fernando para protegerlo sucesivamente de la guerra de la Independencia y la Desamortización y por fin su envío a Lekaroz en 1891, cuyo recibo consta que la donación se hace “a perpetuidad”, esto es, para siempre.

El Crucificado de Lekaroz muestra la originalidad de Cano en su composición como lo hace en otros Cristos de pintura. De hecho, se trata de una visión fundida de escultura y pintura. Alonso Cano por medio de la proporción y el dominio de la anatomía consigue expresar hondos sentimientos religiosos. La hermosura terrenal del cuerpo de Cristo se corresponde con la belleza espiritual. Hermosura del cuerpo, belleza del alma. Se trata, sin duda, de una de las esculturas más hermosas y magistrales de todo el siglo XVII.

La profesora María Concepción García Gainza, presidenta de la Cátedra de Patrimonio y Arte navarro, catedrática de Historia del Arte de la Universidad de Murcia y de la Universidad de Navarra, de la que es catedrática emérita, es académica correspondiente de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando y de la de Santa Isabel de Hungría de Sevilla. Directora del Catálogo Monumental de Navarra, sus estudios se han centrado fundamentalmente en la plástica española y europea del Renacimiento y el Barroco así como en el estudio de la platería. Ha dirigido más de una treintena de tesis doctorales y numerosos trabajos de investigación.

Momento de la presentación del libro

El libro, editado por la Cátedra de Patrimonio y Arte navarro, ha sido posible gracias al patrocinio de la Fundación Fuentes Dutor, que estuvo representada por Fernando Galbete
 

PROGRAMA


Martes, 15 de septiembre 
El Barroco, ¿Una invención del siglo XX?
D. Javier Portús Pérez. Museo Nacional del Prado 

¿Existe el Barroco en Navarra?
D. Ricardo Fernández Gracia. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro

Miércoles, 16 de septiembre
"Plegaria de ladrillo y sillar". Arquitectura religiosa en el Barroco navarro
D. José Javier Azanza López. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro

La construcción de una imagen de poder: urbanismo, casas y palacios
Dña. Pilar Andueza Unanua. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro

Jueves, 17 de septiembre
De escoplo, martillo y pincel. Las artes visuales al servicio de la Iglesia y del poder
D. Ricardo Fernández Gracia. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro

Joyas y plata. Adorno y función
Mª Concepción García Gainza. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro

Presentación del libro Alonso Cano y el Crucificado de Lekaroz
Mª Concepción García Gainza. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro