EL BARROCO EN NAVARRA. EL PLACER DE SENTIR Y EL GOZO DE CELEBRAR

15 de septiembre de 2015

El Barroco. ¿Una invención del siglo XX?
D. Javier Portús Pérez. Museo Nacional del Prado

Los acercamientos al arte del Barroco muy frecuentemente están precedidos por una reflexión sobre los significados del término y un repaso a su historiografía. Se trata de un fenómeno que se hace más intenso que respecto a otros periodos, lo que indica hasta qué punto nos encontramos ante una "construcción"; una construcción ligada a los intereses de la época en la que se formula. En este caso, la plena reflexión y la caracterización de lo "barroco", están íntimamente relacionados no sólo con los intereses historiográficos del siglo XX, sino también con las inquietudes intelectuales de esa época y con el ideario de numerosos artistas contemporáneos

Aunque las primeras definiciones del Barroco datan del siglo XIX, su primera sistematización se hizo hace exactamente un siglo, a través de los Conceptos fundamentales de la Historia del Arte de Wölffling, quien estableció una serie de categorías que servían para definir lo barroco en oposición a lo "clásico". Aunque esa metodología resultaba reductora, pues marginaba artistas y periodos que no participaban plenamente de ninguna de las características, resultó muy útil para dar "carta de naturaleza" al Barroco, que a partir de entonces fue considerado como uno de los grandes momentos de la Historia del Arte, con características y valores propios; y no como una simple derivación del Renacimiento.

Con el tiempo se fue ampliando la definición del "Barroco", que ya no sólo se empleaba para caracterizar conceptos de carácter puramente formal, pues se fue extendiendo a otros ámbitos de la experiencia. Así, a medida que se hacía común el uso del término se ampliaba también su definición. En los años treinta, Eugenio D'Ors lo utilizó para caracterizar tendencias recurrentes a lo largo de la Historia del Arte, y de la Historia de la cultura en general. Con el tiempo se multiplicaron los estudios que abordaron una definición muy amplia del término, que desde entonces no sólo hace alusión a fenómenos formales. Así, tanto Weisbach como Mâle lo asociaron a las corrientes espirituales impulsadas desde la Contrarreforma; y desde mediados del siglo XX se ha extendido la conciencia de que el proceso de renovación formal que se llevó a cabo durante el siglo XVII se extendió también a los géneros pictóricos, propiciando la aparición de temas como el bodegón, y un nuevo interés por la naturaleza. En este tiempo, el Barroco ha pasado de ser un término del dominio de los historiadores del arte para extenderse también a los historiadores de la literatura y de la cultura en general. Dentro de este último campo, fue objeto de un riguroso intento de caracterización a través de La cultura del barroco, de Juan Antonio Maravall.

Al tiempo que historiadores del arte, de la literatura y de la cultura reflexionaban sobre el Barroco, también lo hacían los artistas. Una corriente importante de creadores del siglo XX, entre los que se incluyen Picasso, Henry Moore, Pollock, Bacon, Giacometti o Saura, se han mostrado profundamente interesados por los fenómenos de carácter formal asociados a su definición de lo "barroco". Una definición, por otra parte, que no siempre coincide con la de los historiadores, pues con frecuencia incluye también a Tintoretto, Miguel Ángel o El Greco. El caso es que la reflexión sobre estos y otros artistas "barrocos" se ha convertido en un motor importante para una parte destacada de la renovación del arte en el siglo XX.

PROGRAMA


Martes, 15 de septiembre 
El Barroco, ¿Una invención del siglo XX?
D. Javier Portús Pérez. Museo Nacional del Prado 

¿Existe el Barroco en Navarra?
D. Ricardo Fernández Gracia. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro

Miércoles, 16 de septiembre
"Plegaria de ladrillo y sillar". Arquitectura religiosa en el Barroco navarro
D. José Javier Azanza López. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro

La construcción de una imagen de poder: urbanismo, casas y palacios
Dña. Pilar Andueza Unanua. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro

Jueves, 17 de septiembre
De escoplo, martillo y pincel. Las artes visuales al servicio de la Iglesia y del poder
D. Ricardo Fernández Gracia. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro

Joyas y plata. Adorno y función
Mª Concepción García Gainza. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro

Presentación del libro Alonso Cano y el Crucificado de Lekaroz
Mª Concepción García Gainza. Cátedra de Patrimonio y Arte navarro