aula_abierta_itinerarios_22_6_texto

Santo Cristo del Amparo

El Santo Cristo del Amparo de Aibar es, tanto por su devoción como por su calidad,  un foco de atención y de especial interés en la parroquia de San Pedro. Este crucificado gótico, datado hacia 1350 aproximadamente, es una buena muestra de la imaginería de mediados del siglo XIV. Frente a los crucificados románicos, donde la finalidad más destacada era representar la majestad de Cristo en su trono, aquí se aprecia a un Jesús doloroso y moribundo. En este sentido, la corona de rey, es sustituida por una corona trenzada de tres cabos. Por otro lado, los cuatro clavos románicos se reemplazan por tres clavos, con los pies atravesados por uno solo, característica que permite adscribir la imagen al periodo gótico, estilo al que se atribuye esta innovación. Cristo vertical y de proporciones esbeltas donde las influencias de algunos crucificados franceses e italianos se hacen patentes. Estos rasgos permiten a Fernández-Ladreda vincularlo a los llamados “Crucifijos esbeltos” de la zona navarra-catalano-aragonesa. Se trata, pues, de una imagen de gran calidad frente a otros ejemplos existentes que han sufrido destacadas transformaciones.

El Santo Cristo ha sido objeto de una especial veneración desde antiguo en la localidad y alrededores como prueba el hecho cubrírsele con plata uno de los pies en 1527. Ya sus orígenes están envueltos en la leyenda y la tradición, que apuntan a que fue traído de Jerusalén por los caballeros oriundos de la villa que acompañaron al rey Teobaldo II de Navarra. Imagen vinculada a la lucha contra las calamidades públicas como sequías o plagas y asociada a milagros. Asimismo, hay constancia de que en el siglo XVII la Cofradía de la Vera Cruz celebraba cultos en honor del Cristo. De hecho, fueron los patronos de esta cofradía quienes encargaron en 1713 al aragonés Pedro de Arriaga el rico baldaquino para albergar la imagen. La escalera situada delante es una obra moderna realizada por un hijo de la villa. Testimonio de la popularidad del Cristo es también la estampa realizada a comienzos del siglo XIX por un grabador llamado Vergara, posiblemente Marcos Vergara.

aula_abierta_itinerarios_22_6_imagen

Santo Cristo del Amparo

aula_abierta_itinerarios_22_bibliografia

ARAGONÉS, E., “El románico de Sangüesa”, El Arte en Navarra, tomo 1, Pamplona, Diario de Navarra, 1994, pp. 65-80.

FERNÁNDEZ GRACIA, R., ANDUEZA UNANUA, P., AZANZA LÓPEZ, J. y GARCÍA GAINZA, M.C., El arte del Barroco en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2014. 

FERNÁNDEZ GRACIA, R., ECHEVERRÍA GOÑI, P.L. y GARCÍA GAINZA, M.C., El arte del renacimiento en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2005. 

FERNÁNDEZ-LADREDA, C., MARTÍNEZ DE AGUIRRE, J. y MARTÍNEZ ÁLAVA, C.J., El arte románico en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2004. 

FERNÁNDEZ-LADREDA, C., MARTÍNEZ ÁLAVA, C.J., MARTÍNEZ DE AGUIRRE, J. y LACARRA DUCAY, M.C., El Arte Gótico en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2015. 

GARCÍA GAINZA, M.C. y ORVE SIVATTE, M., Catálogo Monumental de Navarra. Merindad de Sangüesa, tomo IV*, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1989.

GARCÍA GAINZA, M.C., La Escultura Romanista en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1986.

HEREDIA MORENO, M.C., ORVE SIVATTE, M. y ORVE SIVATTE, A., Arte hispanoamericano en Navarra. Plata, pintura y escultura. Pamplona, Gobierno de Navarra, 1992.

IZIZ ELARRE, R., Aibar-Oibar. Historia, tomo 1, Tafalla, Altaffaylla Kultur Taldea, 2008.

LARRIÓN, J.L., “Romerías”, Temas de Cultura Popular, número 42, Pamplona, Diputación Foral de Navarra, 1969.

LEOJENDIO, L.M., “Itinerario del Románico”, Temas de Cultura Popular, número 85, Pamplona, Diputación Foral de Navarra, 1975.

SAGASETA, A. y TABERNA, L. Órganos de Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1985.

aula_abierta_itinerarios_22_mapa