Parroquia de San Pedro de Aibar

La ampliación del siglo XVI y la portada renacentista

Coincidiendo con la llegada del Renacimiento, se llevó a cabo la ampliación de una iglesia parroquial que aparecería ante los ojos del espectador del quinientos como pequeña y pobre. La ampliación renacentista consistió en abrir al cuerpo de naves un espacioso crucero y una capilla mayor rectangular con una sacristía en el lado de la epístola. La nueva obra, apegada a la tradición gótica anterior, cubrió sus tres tramos con bóvedas de terceletes de nervios moldurados que apean en ménsulas semicirculares. La capilla mayor y la sacristía también emplean estos cubrimientos. Una moldura recorre todo el espacio del crucero dotándole de mayor unidad y empaque. De hecho, la mayor unidad espacial anuncia al espectador que, a pesar de los resabios góticos, se encuentra en un ámbito de concepción renacentista. Esta intervención se llevó a cabo entre 1542 y 1545 por el maestro Lázaro de Iriarte uno de los “canteros de hacer iglesias” que trabajaron en la Zona Media a mediados del siglo XVI. Según Echeverría Goñi, esta parroquia es la obra más sobresaliente de su autor, entre cuyas realizaciones se encuentra la iglesia de Cáseda.

Pero, lo más destacado de la ampliación renacentista son el pórtico y portada situados en el lado de la epístola. Frente al interior goticista, aquí se aprecian todos los elementos de moda en el segundo tercio del siglo XVI: casetones, arcos de medio punto, columnas y pilastras clásicas, entablamentos, veneras. En este sentido, el pórtico, conocido popularmente en la localidad como el “portegao”, se abre al exterior por medio de un arco de medio punto sobre pilastras cajeadas. El intradós del arco se decora con casetones con flores. El interior del pórtico está cubierto por una bóveda de cañón con casetones rectangulares lisos.

En el interior del pórtico, descentrada, se localiza la portada muy similar a la de Cáseda realizada por el mismo autor. En la portada de Aibar, Lázaro de Iriarte, demostró un conocimiento de los tratados de arquitectura de la época como las Medidas del Romano de Diego de Sagredo (1526) del que esta portada es deudora. De hecho, Iriarte aplica lo propuesto por Sagredo al crear un arco de triunfo coronado por una hornacina. El elemento central de la portada es el gran arco de medio punto que da acceso a la iglesia. La puerta se halla flanqueada por dos columnas de capitel corintio que apean en sendos pedestales. Sobre las columnas se dispone el entablamento que remata en un ático con hornacina entre pilastras cajeadas coronada por un frontón triangular. Sobre estos elementos arquitectónicos se desarrolla la decoración escultórica. En las enjutas de los arcos se sitúa la escena de la Anunciación, el friso alberga cabezas de querubines y la hornacina al titular del templo: San Pedro. El Apóstol en su cátedra y con los atributos de sumo pontífice en actitud de bendecir. Por su parte, el frontón acoge la imagen del Padre Eterno y el Espíritu Santo. Otros motivos decorativos son los aletones laterales con dos niños tenantes que portan las armas de la villa.

 

  • Bibliografía

    ARAGONÉS, E., “El románico de Sangüesa”, El Arte en Navarra, tomo 1, Pamplona, Diario de Navarra, 1994, pp. 65-80.

    FERNÁNDEZ GRACIA, R., ANDUEZA UNANUA, P., AZANZA LÓPEZ, J. y GARCÍA GAINZA, M.C., El arte del Barroco en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2014. 

    FERNÁNDEZ GRACIA, R., ECHEVERRÍA GOÑI, P.L. y GARCÍA GAINZA, M.C., El arte del renacimiento en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2005. 

    FERNÁNDEZ-LADREDA, C., MARTÍNEZ DE AGUIRRE, J. y MARTÍNEZ ÁLAVA, C.J., El arte románico en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2004. 

    FERNÁNDEZ-LADREDA, C., MARTÍNEZ ÁLAVA, C.J., MARTÍNEZ DE AGUIRRE, J. y LACARRA DUCAY, M.C., El Arte Gótico en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 2015. 

    GARCÍA GAINZA, M.C. y ORVE SIVATTE, M., Catálogo Monumental de Navarra. Merindad de Sangüesa, tomo IV*, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1989.

    GARCÍA GAINZA, M.C., La Escultura Romanista en Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1986.

    HEREDIA MORENO, M.C., ORVE SIVATTE, M. y ORVE SIVATTE, A., Arte hispanoamericano en Navarra. Plata, pintura y escultura. Pamplona, Gobierno de Navarra, 1992.

    IZIZ ELARRE, R., Aibar-Oibar. Historia, tomo 1, Tafalla, Altaffaylla Kultur Taldea, 2008.

    LARRIÓN, J.L., “Romerías”, Temas de Cultura Popular, número 42, Pamplona, Diputación Foral de Navarra, 1969.

    LEOJENDIO, L.M., “Itinerario del Románico”, Temas de Cultura Popular, número 85, Pamplona, Diputación Foral de Navarra, 1975.

    SAGASETA, A. y TABERNA, L. Órganos de Navarra, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1985.

Por Alejandro Aranda Ruiz

INTRODUCCIÓN

   PLANTA

 
   LA IGLESIA ROMÁNICA

 
   LOS CAPITELES
   ROMÁNICOS

 
   LA AMPLIACIÓN DEL
   S.XVI Y LA PORTADA
   RENACENTISTA

 
   RETABLO MAYOR

 
   SANTO CRISTO
   DEL AMPARO

 
   CUSTODIA

 
   ÓRGANO

 
   COPÓN
   TERNO CARMESÍ