Tres proyectos de la Universidad reciben financiación del Gobierno foral para equipamiento e infraestructuras de I+D

Dos de ellos se encuentran entre los cuatro proyectos que han obtenido una mayor puntuación en la convocatoria

Descripcion de la imagen
Investigadores del grupo BACH de la Universidad. FOTO: Manuel Castells
Descripcion de la imagen
De izqda a. derecha María Collantes (Investigadora), Margarita Ecay (técnico de la unidad) e Ivan Peñuelas (director de la Unidad). FOTO: Cedida
25/08/20 13:46 Elena Ojer

Tres proyectos de la Universidad de Navarra han obtenido financiación en una convocatoria del Gobierno foral para la dotación de equipamiento e infraestructuras de I+D a centros tecnológicos y organismos de investigación, y su adaptación a la nueva normalidad post-COVID-19.

Los criterios que se han tenido en cuenta a la hora de otorgar estas ayudas, que cubrirán el 50% de cada proyecto, se centran en reconocer la excelencia y el rigor de la propuesta científico-técnica,  personal disponible; impacto en términos de resultados científicos, empleo y desarrollo sostenible; uso compartido con otros agentes del SINAI (Sistema Navarro de I+D+i), y adaptación a la nueva normalidad derivada del COVID-19.

Como novedad, este año se pretende facilitar la adaptación de las infraestructuras de investigación a la nueva normalidad. Para ello, se ha valorado que en todas las instalaciones de investigación existan medios de protección apropiados, cumpliendo las recomendaciones dictadas por las autoridades sanitarias y laborales.

En total, el Gobierno de Navarra va a destinar 2 millones de euros a 28 proyectos de 10 centros. Dos de los proyectos presentados por la Universidad se encuentran entre los cuatro proyectos que han obtenido una mayor puntuación en la convocatoria.

El “Orbitrap-Exploris 120” es un espectrómetro de masas de alta resolución que incorpora la tecnología Orbitrap. Esta tecnología es la única presente en el mercado con la capacidad de analizar pesos moleculares muy pequeños (metabolitos como azúcares, aminoácidos, hormonas vegetales, ácidos orgánicos, etc.), conjugándolo con una muy alta sensibilidad. También permite la investigación de compuestos desconocidos gracias a su elevada exactitud de masa y su capacidad de elucidación estructural.

El equipo será utilizado por el grupo de investigación BACH (Biological and Agricultural Chemistry) del departamento de Biología Ambiental de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Navarra. Se empleará en proyectos de investigación que se van a realizar en colaboración con la Universidad Pública de Navarra, con el centro tecnológico Lurederra y con el CSIC. Se estudiará, por ejemplo, el papel de las hormonas vegetales en leguminosas cultivadas en condiciones de seguía, la reducción del contenido de nitrato en hortalizas, el desarrollo de biofertilizantes de nueva generación, etc.

Cuenta con un presupuesto de 202.268 euros, de los que el Gobierno de Navarra financiará 101.134 euros.

Por su parte, el “MicroSPECT-CT” permite obtener imágenes metabólicas y anatómicas de alta resolución en modelos animales de enfermedades humanas utilizando compuestos radiomarcados. Es el primer equipo de su clase en Navarra. Permitirá abordar proyectos colaborativos en imagen molecular traslacional para la monitorización in vivo y no invasiva en modelos animales de gran cantidad de procesos metabólicos, así como para el desarrollo de nuevos fármacos e investigación en medicina personalizada, terapias avanzadas y radionanofarmacobiología.

El equipo será gestionado por el Grupo de Investigación en Radiofarmacia, Radiofarmacobiología e Imagen Molecular Traslacional (RADIOMIN) de la Universidad de Navarra. Se instalará en la Unidad de Imagen Molecular Preclínica de la Universidad de Navarra, una Unidad de Apoyo a la Investigación de IdiSNA, por lo que estará a disposición de todos los investigadores del Instituto.

El coste de esta iniciativa es de 456.200 euros, de los que se subvencionarán 228.100 euros.

El tercero de los proyectos que ha conseguido financiación en esta convocatoria ha sido el Instituto de Investigación en Biodiversidad y Medioambiente (BIOMA) para la adquisición de un equipamiento analítico modular, único en España, con un amplio rango de aplicaciones en diferentes áreas de investigación.

El equipo se instalará en el Laboratorio Integrado de Calidad Ambiental (LICA) y está formado por una plataforma multimodo Centri acoplada a un cromatógrafo de gases y un espectrómetro de masas de tiempo de vuelo de alta resolución (Centri-GC-Bench TOF-MS) para la determinación de compuestos orgánicos en una variada gama de tipos de muestras (sólidas, líquidas y gaseosas).

La versatilidad del nuevo equipamiento contribuirá a la creación de grupos interdisciplinares de trabajo, la colaboración universidad-empresa y la realización de proyectos de investigación de I+D+I a distintas escalas, favoreciendo la transferencia de resultados y la internacionalización.

Cerrar
Enviar a un amigo:

De:
Para:
Texto:

Noticias (posiblemente) relacionadas

BUSCADOR DE NOTICIAS

Desde:
Hasta: