Unidad de Investigación en Brucelosis

Imagen subrayado titulo

La brucelosis es una enfermedad causada por bacterias

La brucelosis es una enfermedad causada por bacterias del género Brucella. Afecta principalmente al ganado vacuno, cerdos, cabras, ovejas y perros.  Se transmite a los humanos vía contacto directo con los animales enfermos, a través de heridas y membranas mucosas, o indirecto, por la ingestión de productos de origen animal e inhalación. En los animales induce abortos, reduce la fertilidad y disminuye la producción de leche. A las personas les provoca repetidos episodios de fiebre alta –fiebre de Malta– y otros síntomas como  cefalea, dolor en las articulaciones, fatiga y depresión.

Prevalencia

La brucelosis es una de las zoonosis más extendidas del mundo. Las regiones con mayor riesgo de contagio son la cuenca del Mediterráneo, América del Sur y Central, Europa del Este, Asia, África y el Medio Oriente. Controlarla y erradicarla conlleva un elevado coste económico y una compleja logística e infraestructura veterinaria y médica avanzada. La falta de recursos en los países en vías de desarrollo, donde los animales domésticos son la fuente principal de alimentación, tracción y transporte, convierte a esta enfermedad en una causa de graves pérdidas económicas y sufrimiento humano. 

Vacunación y tratamiento

No existe una vacuna humana para la brucelosis. Existe un tratamiento que combina varios antibióticos, pero es largo y costoso, de difícil aplicación en muchas zonas. La mejor forma de controlar la brucelosis es reducir o eliminar la infección de los animales enfermos. Para esto, existen vacunas, pero estas no proporcionan inmunidad absoluta, y dificultan la distinción entre animales vacunados e infectados, pues sus antígenos son idénticos a los de las cepas virulentas