covid_recomendaciones_profesionales

Recomendaciones sanitarias
PROFESIONALES

Última actualización: 29 de marzo

 

En caso de presentar sintomatología compatible con COVID, ser positivo o contacto estrecho:

No es necesario realizar ninguna prueba diagnóstica ni guardar aislamiento.

Se recomienda trabajar a distancia, tras informar a su responsable directo, a los empleados con síntomas leves compatibles con COVID (inicio súbito en los últimos 10 días de tos, dificultad respiratoria, dolor al tragar o secreción nasal abundante, con o sin fiebre), cuya sintomatología no sea susceptible de una incapacidad temporal. 

En el momento en el que desaparezca la sintomatología, se podrá volver al trabajo presencial extremando las precauciones:

  • reducir en todo lo posible las interacciones sociales 

  • utilizar de forma constante la mascarilla FFP2 

  • mantener una estricta higiene de manos durante los 10 días posteriores al inicio de los síntomas.

  • se evitará comer y beber con otras personas sin mantener distancia de seguridad.

  • se evitará el contacto con personas vulnerables y la participación en eventos multitudinarios.

En el caso de que no sea posible el trabajo a distancia, se podrá acudir al Campus teniendo muy en cuenta la precauciones indicadas anteriormente.

El profesional debe informar a sus contactos estrechos para que mantengan medidas preventivas.

Los profesionales con síntomas graves o una mala evolución de la enfermedad (dificultad respiratoria o fiebre de más de 38ºC mantenida más de tres días) deberán ponerse en contacto con el centro de salud. Serán los profesionales sanitarios quienes indicarán la realización de las pruebas diagnósticas, el tratamiento, el seguimiento, y si se necesita la correspondiente baja laboral.

Si se pertenece a grupos vulnerables (Personas de 60 y más años, inmunodeprimidas y mujeres embarazadas):

  • ​​Se debe poner en contacto con tu centro sanitario de referencia

  • Se indicará una prueba diagnóstica por parte del sistema sanitario.

  • Si el resultado es positivo, no tendrán que realizar aislamiento y se aplicarán medidas preventivas durante 10 días y un seguimiento más estrecho para vigilar el empeoramiento o la aparición de nuevos síntomas.