Pamplona, 12 de febrero de 2007

Hola

Queridos amigos:

Es automático. Los más jóvenes empezáis vuestras cartas diciendo "Hola", y yo prefiero seguir con el "queridos amigos", porque sois las dos cosas, y algo más que amigos. Por esa amistad tan querida, lo más triste que nos ha pasado en estos días ha sido que Miguel Ángel Jimeno (89) deja Nuestro Tiempo, después de –si no me equivoco– dos años de redactor jefe, tres de subdirector y ocho de director. Los que trabajamos a su vera hemos reaccionado contrariados. Mucho malo, como dicen en la Ribera. Perderemos su proximidad física, es decir la anchurosa alegría de su carácter a lo navarro y…, bueno, no voy a seguir en esta línea, porque ya le conocéis. Y porque ya habéis comprobado la calidad y categoría de su trabajo, que procede de su calidad y categoría personal.

Ante su manera de ser y hacer sólo nos sale un ¡bravo!, o en plan franchute, ¡chapeau! La llegada de Javier Marrodán (89) como director de NT es muy bueno, sí, sí, y le felicitamos, pero que lo deje Miguel Ángel es lamentable, una calamidad, un trastorno. Todo acabará siendo para bien… Y a Marrodán le diremos con toda cordialidad ¡hola!, pero a Jimeno nada de adiós.

Desde Japón Juan Luis López Aranguren (04) me escribió el 17 de enero, donde terminaba un año de intercambio en la Universidad de Estudios Extranjeros de Kyoto, y le pedí que nos contara cómo le va. En febrero, mientras él preparaba las maletas, contestó con este relato, que lo explica todo. 
"En 2002 me hice amigo de varias taiwanesas estudiantes de intercambio en la Universidad de Navarra, y ese verano viajé a Taiwán solo para visitarlas. De 2002 a 2004 fui alumno interno en el Departamento de Comunicación Pública con temas de Política Internacional, dirigido por Pedro Lozano Bartolozzi. Me interesaba Asia Oriental, y por eso me dirigí hacia ese campo, mientras trabajaba en "Diario de Navarra" como becario durante varios meses. Y ahora estoy terminando la licenciatura de Estudios de Asia Oriental a través de la Universidad Oberta de Catalunya, a la par que un master en Cultura Asiática. Hace dos años comencé a estudiar chino en esa Universidad y japonés en la Escuela Oficial de Idiomas.
"En 2004 obtuve una pequeña beca estadounidense para estudiar un verano en la Universidad Estatal de Nuevo México, EE UU, y en 2005 obtuve una beca de intercambio, a través de nuestra Facultad de Filosofía y Letras, para ir un mes a estudiar un curso de japonés intensivo a la Universidad de Kyoto de Estudios Extranjeros. Este viaje lo hice con otros tres de la Universidad de Navarra (Amaya, de Historia, Verónica, de Publicidad, y Víctor y Teresa, doctorandos de Filología).
"La experiencia fue increíble. Aprendí japonés, viajamos por todo el sur de Japón, visité decenas de templos y me sumergí en la compleja, fascinante y extremadamente rica cultura nipona. La experiencia me gustó tanto que en 2006 solicité y obtuve una beca, ésta de un año, para la misma Universidad de Kyoto de Estudios Extranjeros.
"Este año, realmente apasionante, ha sido muy duro pero ha valido totalmente la pena. Además de estudiar japonés y cultura nipona he dado clases de español a alumnos y a algunos profesores como profesor particular y como ayudante de la Universidad de Kyoto de Estudios Extranjeros (KUFS), y el resto del poco tiempo que me sobraba lo he empleado en una investigación para la Universitat Oberta, necesaria para obtener el postgrado.
"Mi japonés me permite hablar, moverme y viajar por todo el país, y he visitado Tokyo, Osaka, Nara, Nikko y Yamaguchi, donde se ha celebrado el año de San Francisco Javier. He hecho tantas cosas este año que no puedo creérmelo... He estudiado caligrafía japonesa, he luchado contra japoneses en combates de kendo en el club de deportes de la Universidad, he gritado larga vida al emperador en el Palacio Imperial de Tokyo en Año Nuevo, junto con miles de personas, y he apreciado la increíble complejidad de la ceremonia del te. He visitado la tumba de Tokugawa, templos budistas milenarios y he viajado en tren bala. He visitado la futurista Tokio. No sé, tantas cosas… Estoy agotado, pero muy contento. Ahora escribo desde Okinawa. Después de los exámenes viajaré un par de meses por Japón, antes de que termine mi visado de residencia.
"Cuando vuelva a España quiero continuar profundizando en Asia Oriental mientras trabajo como periodista en algún medio y termino mi tercera novela". (En 2004 su primera novela de ciencia ficción ganó el primer premio en el Certamen Internacional de Ciencia Ficción Alberto Magno, y en 2005 ganó el segundo premio. Las dos serán publicadas por la UPV).
"En verano espero ir a China con una beca del Instituto de Crédito Oficial para perfeccionar mi chino, y así poder cumplir en 2008 con los requisitos del Instituto de Comercio Exterior para trabajar como periodista en la Embajada de España en Pekín. Pero de momento no quiero agobiarme.
Le pedí fotos, me las mandó, y el 2 de febrero decía: "Mañana dejaré Okinawa y tomaré el avión a Fukuoka, y de allí iré a Yamaguchi a visitar a mi novia (está con una beca de la Universidad Publica de Navarra). Muchas gracias por mantener, con esta publicación, un puente de comunicación entre todos los alumnos de la UNAV, aunque estemos desperdigados por todo el planeta. Un abrazo".

A la izquierda, estas Navidades, Juan Luis con kimono, en un "onsen" (centro japonés de aguas termales), en la Bahía de Odaiba, en Tokio. A la derecha, en el Gion-Matsuri, la fiesta más famosa de Japón. Detrás, una de las enormes carrozas que construyen sin utilizar un solo clavo.

 

Joaquín Navarro-Valls (68) recibió el 23 enero el Premio «¡Bravo!», que concede la Comisión de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española, y pronunció el discurso de agradecimiento en nombre de los premiados, entre ellos «La Verdad», de la Archidiócesis de Pamplona, que dirigen Josetxo Vera (93) y Gabi de Pablo (98).

Rodolfo Muñoz (PGLA) me contaba a fines de enero que "charlando telefónicamente con mi colega Juan Andrés Muñoz, que trabaja con CNN en Atlanta y yo desde Ecuador, le comenté mi nostalgia por no recibir los sabrosos chismes de "Desde Faustino", y él, ágil como es, me remitió la dirección electrónica, de modo que a través de la edición digital envío saludos para todos mis colegas de la UNAV, y especialmente para los PGLA XV, y de manera muy afectuosa para Francisco Gómez Antón, querido y sabio maestro, al cual muchos de los ecuatorianos que fuimos a Navarra lo recordamos con mucho respeto y cariño. Un gran saludo y el deseo de un año lleno de espléndidas realizaciones, Rodolfo".

Andoni Larrucea (91) después de un año en la Real Federación Española de Tenis, con muchísimo trabajo, me contaba a final de enero, que "quizá para mayo organice una visita a la Universidad aprovechando un ‘stage' de tenis en Pamplona que da el capitán del equipo de copa federación de chicas, pero también depende de la federación Navarra de tenis. En lo familiar fuimos padres por segunda vez en diciembre pasado. El día 11 nació Eric Larrucea Vallés. Ni qué decir lo feliz que es su hermana mayor Itziar. Tengo una sobrina, Sofía, que está con enormes ganas de seguir los pasos de su tío Andoni en la Facultad, así que ojalá la podáis ver por Pamplona a partir de septiembre, pero del 2008. Cuídate y abrígate bien que el frío navarro es cruel por estas fechas, como ya he podido ver estos días en la TV con la nevada que ha caído. Un abrazo".

El mismo día leía a Isabel Ramis (05): "Le escribo para transmitirle mi más cariñoso agradecimiento por seguir escribiendo a los que ya no estamos entre los pasillos de Fcom. Me encanta saber de los que fueron profesores, compañeros y amigos. ¡Qué importantes son los años universitarios! Las personas con las que coincidí se han convertido en amigos, de esos que uno cuenta con los dedos. Y no por el mero hecho de haber estudiado la misma carrera, o vivir en la misma ciudad, sino por los valores que compartimos y que tanto escasean. Gracias por ayudarnos a afianzarlos a pesar de estar lejos".

Fernando Bernácer (99) saludaba en febrero a todos desde Bargas, pueblito de Toledo, donde vive casado con Rocío Guerrero, dietista y alumna también de la Uni –contrajeron en septiembre de 2005– y donde está muy contento. Hace cuatro años entró en la plantilla de Radio Castilla-La Mancha como director, productor, redactor de informativos –todo– en el programa "Parlamento Regional". Guarda cienes y cienes de recuerdos de la Facultad, del equipo de fútbol-sala junto al clan murciano, Alberto Gascón "El Maño" y un buen grupo de navarros (Laqui-Cadena SER, Lazcoz, Latienda, Ciordia...), de la RUN –escribía en febrero– donde estuvo "unos meses, y aprendí mucho de Avelino Amoedo, Elsa Moreno, Isabel Fierro y el actual mandamás, Miguel García San Emeterio, además de compartir la amistad de Nagore y, por supuesto, de María Lorea e Ignacio Murillo. Mi sello también quedó en los bares de Pamplona, como cantautor aficionado. Mucho gusto en volver a comunicar con vosotros, pues nunca os he olvidado".

Marta Román (89) nos envía desde Málaga el último número de su revista "La Familia Importa", que en este febrero llega ya a Zaragoza, y lo distribuyen en algunos colegios. ¡Avante!

Hemos tenido la alegría de saludar en Nuestro Tiempo a Asier Barrio (03), que diseña "Metro" en Madrid.

En las últimas semanas hemos disfrutado viendo por la Facultad a antiguos alumnos, algunos que ya son profesores habituales del MCPC (Máster en Comunicación Política y Corporativa), y otros que han venido invitados para dirigir charlas-coloquio, como Ricardo Hernández (93), director de comunicación de Kraft; María Lozano (93), delegada del Gobierno de Navarra en Bruselas; Jesús Jiménez Fraile (79), que lleva la comunicación en el Consejo de la UE; Miguel López Quesada (93), consejero delegado Weber Shandwick; Enrique Alcat (85), consultor; Juan Cruz Más (94), presidente de Porter Novelli España; Daniel Ureña (99), socio de Mas Consulting Group; y Carlos Hernández (96), del Departamento de Comunicación de la Fundación Príncipe de Asturias.

Luis San Gil (91) gran jefe de "Contenidos e Información de Salud s.l." ha venido a dar una clase del MGEC (Máster en Gestión de Empresas de Comunicación). Me ha enseñado uno de sus productos, "Bien (sentirse, cuidarse, vivir)", periódico mensual gratuito. Del que es director de desarrollo, ventas y marketing: ¡Bien!

También muy bien nuestro encuentro con Fernando López Urdín (92), que con Mikel Urdiroz (92) han montado, también en Pamplona, la firma "S", "síntesis taller de diseño". Desde aquel Diario Olímpico Barcelona 92, que hizo a las órdenes de Miguel Ángel Jimeno, premiado por la SND, y de mil trabajos importantes con Mikel, después de tantos años de experiencia y brillantes trabajos para infinidad de empresas de Navarra y resto del mundo, con un aparataje puntero, se comerán el mundo.

Y para cerrar este número con algo superbién, el mail de Toni Piqué (87) del 9 de febrero:
"Apreciado, bienamado y requintado Josantónio: Adjúntote esta foto para que hagas de ella el uso honesto que quisiéredes. Hallándome el sábado pasado en el Passeig de Gràcia de esta Capital del Món frente a la Casa del Llibre, en alegre solaz invernal, degustando un rato de folga en mi intenso tráfago laboral... Bueno, estaba sentado en un banco hablando por teléfono cuando aparecen ante mí los doctores Marcos Carroggio Quico Pérez-Latre, creo del 89. Pedimos a unas desconocidas que nos tomaran esta foto. Minutos después aparece el donostiarra Pedro García Costoya (04 ó 05), que a sus virtudes creativas y multiinstrumentales agrega un catalán casi perfecto. Trabaja en una agencia de publicidad en Barcelona. No tuve reflejos para repetir la foto y sólo aparecemos los viejos. A Marcos le vi imperial y aún me parece poco adjetivo. Quico, como siempre, muy jovial y sentencioso. Y todos contentísimos: de la casualidad del encuentro y de la vida en general. Siempre he pensado que la FCom le concede a uno codearse con gente mucho más lista y luego decirse y decir a otros "yo también estudié allí". Y sólo por eso ya te parece que eres mejor. Pues yo estudié donde Marcos y Quico, por ejemplo. Y donde Pedro.
        Bueno, te digo también que estoy que no paro en mi nuevo trabajo en Cases i Associats. Entre enero y febrero he pasado por el diario El Universo de Guayaquil. En esta ciudad está Juliana Valderrama (creo que es del 2001 ó 2002) recién casada y de vuelta de Univisión en Miami. No pudimos vernos porque el trabajo de una y otro no nos dejó. Allí apareció también Gonzalo Peltzer, que es doctor por la FCom y columnista brillante de NT. También pasé por El Nacional, en Caracas. Tiempos duros para la libertad en Venezuela. He estado también en Zagreb, la ciudad de nuestro Don Luka, dos semanas, en un diario impronunciable llamado Jutarnji List. Y esta semana he pasado unos días en Londres, en The Independent, que es cliente nuestro, y The Guardian. Allí pude ver a María Pomés (¿05?), a Miquel Roig (creo que 02) y a Alfredo Triviño (me parece 99). La navarra María está en la división de lobby político de College Hill, notable compañía de PR y Comunicación Corporativa. Se la ve hecha una leona y asegura categóricamente "¡que se agarren!", en referencia a sus claras intenciones de influir en los pasillos del Gobierno y del Parlamento de Su Majestad. El balear Miquel es el corresponsal de Expansión en la capital financiera del mundo. Un "monstruo", lo mismo que Alfredo, otro navarro, director creativo de News International de Murdoch. Ahora está comisionado para reformar The Times, esa biblia. Lo último de Alfredo es The London Paper, un gratuito vespertino elegantísimo que ya es la estrella de papel más brillante de ese mercado. Le llaman para que dé conferencias por aquí y por allí. A finales de febrero llegará su tercer hijo. Sé que hay más gente en London –como Emilio José Blasco (86), corresponsal de ABC– pero no me dio la vida. Los horarios son como son y tuvimos que vernos en desayunos, tipo 7.30 de la mañana, con un frío que pelaba el cutis. Como en Pamplona".

Hoy lunes, 12 de febrero, se reanudan las clases y esto se ha animado otra vez. Bienve León (85) y Santi Echeverría (88) cafetean y preparan sus nuevos afanes para las clases y prácticas de Producción Televisiva, y me comentan los doce años que llevan enseñando a más de 1.600 alumnos, se ríen de uno que hace poco presentó un trabajo vilmente fusilado de google, y se felicitan de los buenos alumnos que se van a encontrar en este duro trimestre o cuatrimestre, como se diga. La vida sigue.

Todos os saludan muy cordialmente,

José Antonio

 

Volver al índice de Desde Faustino