21 de diciembre de 2006

Ciclo de conferencias

LA NAVIDAD EN LAS ARTES

Visita guiada a la exposición "¡A BELÉN PASTORES! BELENES HISTÓRICOS EN NAVARRA!

Dr. Ricardo Fernández Gracia.
Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro

 

Entre las variadas formas de expresión de la Navidad, a lo largo de los siglos, destacan la literatura y la música, en sus versiones populares y cultas, así como la gastronomía y, por supuesto, los belenes.

Los orígenes del belén hay que relacionarlos, más que con las lacónicas noticias del relato evangélico, con los apócrifos y, sobre todo, con el teatro de Navidad que tuvo un amplio desarrollo desde tiempos de la Edad Media, pese a las prohibiciones de Inocencio III. Un hito singular en la historia del belén fue la escenificación que ideó San Francisco de Asís en la nochebuena de 1223, con permiso papal, en Greccio. Los franciscanos, en sus ramas masculina y femenina se convirtieron en apóstoles de tan singular costumbre, combinando en los montajes aspectos naturalistas y simbólicos.

Un belén no es solamente iconografía navideña. No se trata, por tanto, de pinturas, esculturas o grabados del ciclo de la infancia de Cristo. Es una representación tridimensional y escenográfica del nacimiento de Cristo, realizada con figuras móviles, en un escenario fijo que se arma para el tiempo de Navidad. Se trata, por lo general, de construcciones efímeras y estacionales, de un pequeño universo reducido y estático que alberga personas, animales y casas.

En esta muestra se pueden contemplar ejemplos, en sintonía con el mundo hispánico, desde el siglo XVII hasta comienzos del siglo XX. A fines del siglo XIX las corrientes historicistas y orientalistas desplazaron a todas aquellas figuras que representaban a hombres y mujeres de otras tantas comarcas, con trajes típicos y ofrendas de una sociedad típicamente pre-industrial. 

El contenido de la exposición va organizado en cuatro grandes secciones: “En la Navarra oculta”, “Microcosmos festivo”, “La sociedad preindustrial en el belén popular” y “Junto al belén”. En la primera se pueden contemplar distintos belenes y escaparates de las clausuras de monasterios femeninos de Navarra, de modo especial el de las Agustinas Recoletas de Pamplona que se exhibe en Pamplona por segunda vez. La primera tuvo lugar hace 230 años, cuando lo colocaron las religiosas, como pieza preciada, lo colocaron en las puertas de su iglesia, con motivo de la procesión de inauguración de la capilla de la Virgen del Camino, en 1776. Una crónica manuscrita de la procesión celebrada con tal motivo nos dice al respecto: “en la esquina de la torre de San Lorenzo hacia la Taconera pusieron las Madres Recoletas un altar muy elevado. Los objetos de ese altar eran Nuestra Señora de la Concepción y San Agustín. Las riquezas de ese altar no tenían tasa, estaban en simetría y tenían tanto en qué divertir, que los curiosos no dejaron de todo el tiempo que pudieron lograr. Sobre el techo que era una especie de solio, pusieron el belén, que lo tienen muy especial, con animales muy extraños y perfectos, que causó admiración…”.

Las secciones segunda y tercera muestran conjuntos y figuras que hablan por sí solas del microcosmos festivo en que se convertían aquellas representaciones tridimensionales del nacimiento de Cristo. Todas las piezas son expresión de antaño, desde los más antiguos ejemplos hasta el propio belén de don Julio Caro Baroja Se trata de belenes muy diferentes a los que contemplamos hoy, en que priman los supuestos tipos y arquitecturas de aquella Palestina de hace veinte siglos. Bien por el contrario, en los tradicionales y populares nacimientos que se pueden contemplar en la exposición, el protagonismo corresponde a labradores y gentes que practicaban los oficios de la sociedad preindustrial y vestían con indumentarias que quedaron décadas atrás postergadas por el progreso y la concentración de la población en las grandes urbes.

Por último, la sección titulada “Junto al belén” exhibe instrumentos de percusión tradicionales, medallones de adorno personal, partituras y letrillas de villancicos, una serie de lecturas para la Navidad, retóricas fórmulas para felicitar las Pascuas de Navidad y recetas dieciochescas para realizar mazapán y turrones, publicadas en las prensas pamplonesas del Siglo de las Luces.