26 de noviembre de 2014

Ciclo de conferencias

PATRIMONIO Y COMUNICACIÓN. UN MARCO DE REFERENCIA

Mesa redonda: Comunicación y difusión del Patrimonio cultural

Dña. Fina Trèmols i Garanger
Vicerrectorado de Comunicación. Universidad de Navarra

 

La Cátedra de Patrimonio y Arte navarro de la Universidad de Navarra cerró ayer el ciclo de conferencias sobre “Patrimonio y Comunicación” con una mesa redonda, en el Palacio del Condestable, en la que estuvieron presentes: Román Felones, presidente del consejo social de la Universidad Pública de Navarra; Mónica Herrero, decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra; Carlos Erce, director general de Turismo y Comercio, y Fernando Hernández, redactor jefe de Diario2 de Diario de Navarra. Les moderaba Ricardo Fernández Gracia, director de la Cátedra de Patrimonio y Arte navarro.

Román Felones destacó el valor del patrimonio navarro: “a 50 km a la redonda, vivamos donde vivamos, se pueden encontrar piezas del románico, del gótico, del renacimiento, o del barroco”. Incidió en la importancia del compromiso institucional para salvaguardarlo y en la necesidad de formar a los profesores, que son los transmisores de toda esa información que tiene que pasar a la siguiente generación. Apuntó que la comunicación del patrimonio al mundo infantil está “poco explorado; hay que acompañar a los niños y hay que adaptarles el discurso. Sin embargo, “faltan materiales didácticos para los estudiantes de primaria y secundaria”, concluyó.

Por su parte, Mónica Herrero aportó que “el patrimonio comunica en sí mismo y se puede considerar uno de los medios de comunicación más importante”; destacó que “los propios profesionales de la comunicación, con su trabajo, pueden comunicar el patrimonio acercándonos con sus historias a nuestro patrimonio cultural, a nuestra historia. La ficción audiovisual “Indiana Jones”, por ejemplo, hizo que la imagen social del arqueólogo creciera considerablemente”.

Para poder comunicar el patrimonio es imprescindible la creación de un relato, que ayude y facilite preguntarse por la pieza en sí misma y acercarla al presente”, aseguró Fernando Hernández, quien mostró a los asistentes diferentes ideas de libros a través de los cuales se puede crear ese relato. Es el caso de “La historia del mundo en 100 objetos”, de Neil Mac Gregor, o el “Diccionario de los santos”, que ayudan al lector a reconocerles. Ricardo Fernández Gracia en este sentido aprovechó para constatar que “se han perdido las referencias de lectura. No se puede salir a convivir con el espacio si no se sabe leer el patrimonio”.

Cerró las intervenciones Carlos Erce. Hizo notar que el turismo cultural ha facilitado el encuentro entre turismo y patrimonio, ya que “el turista no tiene solo un único interés”. Destacó las acciones de señalización que se han llevado a cabo ya que “lo que no se conoce, no se quiere, y lo que no está accesible, menos”. Abogó por “transmitir el patrimonio con persuasión: es preciso llegar a los sentimientos de las personas”. 

En el coloquio, Concepción García Gainza, presidenta de la Cátedra de Patrimonio y Arte navarro, destacó el valor del patrimonio como identidad de un pueblo. “El patrimonio despierta emociones por sí mismo. Con explicación o sin ella”.


En la mesa redonda participaron D. Carlos Erce, director general de Turismo y Comercio del Gobierno de Navarra, Dña. Mónica Herrero, decana de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra, D. Ricardo Fernández Gracia, director de la Cátedra de Patrimonio y Arte navarro, D. Román Felones, presidente del Consejo Social de la UPNA, y D. Fernando Hernández, redactor jefe de Diario2 de Diario de Navarra