19 de agosto de 2008

Ciclo de conferencias

CONOCER MEJOR FITERO Y SU MONASTERIO

Localidades fiteranas en España

D. Jesús Tanco Lerga.
Vicepresidente de la Asociación de Periodistas de Navarra

 


El nombre de los pueblos no pocas veces define y también proyecta la personalidad de ellos. Los pueblos que delimitan comunidades geográficas o sociales suele tener denominaciones como de Frontera, Jerez de la Frontera, o Limitaciones, como el monte del mismo nombre en Navarra, o aluden a las calzadas de fin de término. Otro ramillete de descripción de puntos de límite, es de los fiteros.

Se trata de glosar y lo hago en términos de fraternal comparación, los otros pueblos de España que con variaciones lógicas, del uso lingüístico, llevan el mismo nombre que la villa abacial. que quizá podría haberse llamado, por ejemplo, Santa María con o sin Fitero, Castellón, Villarreal, Niencebas, etc. Fitero y su personalidad viene trazada por estos aspectos, y en gran parte está marcado su carácter religioso y civil, por ello.

Fitero, el eslabón de reinos, está a un tiro de piedra de Soria en la Castilla histórica, de esa región tan peculiar de raíz navarrocastellana que es la Rioja y del reino aragonés. La Mesa o el mojón de los Tres Reyes con ese recuerdo en hito de piedra es representativo de lo que es y significa Fitero. Villa que no podía llevar mejor nombre, o por lo menos el más apropiado que Fitero o la piedra fita que señala el comienzo de Navarra y delimita un ángulo especial de nuestra geografía española. Hay otras poblaciones situadas en la misma que tienen el mismo nombre.Todos los fiteros son pueblos de frontera, que comparten esa cualidad de marcar el fin o el principio de una demarcación, de reino antaño, de provincia o merindad, de circunscripción. La piedra fita, es el mojón que bien visible físicamente, señala el comienzo o confín de un territorio con personalidad propia. La palabra fita o ficta deriva del verbo latino fígere, clavar.Itero del Castillo, provincia de Burgos, el del poema de Fernán González:

“Entonces era Castiella un pequeño rincón/ era de castellanos Montes de Oca mojón/ e de la otra parte Fitero el fondón”.

Al otro lado del puente sobre el Pisuerga, Itero de la Vega, provincia de Palencia, Comienza en él, a Tierra de Campos, los antiguos Campi Gothorum, los Campos de los Godos, de la Crónica Albeldense.

En la provincia de Palencia, partido judicial de Saldaña, se encuentra otro homónimo, Itero Seco. Piedrafita del Cebreiro. Dentro del municipio, y unido por una carretera de montaña, se encuentra el emblemático pueblo con santuario y parada obligada de peregrinos Piedrafita de Jaca, marcaba el confín de la demarcación de la ciudad jacetana, con romana fundación y foco de resistencia ante los sarracenos. Piedrahita, villa abulense, cabeza de partido judicial, a pie de Gredos con magníficos atractivos turísticos. Piedrahita, lugar y municipio turolense a una veintena de kilómetros se encuentran las localidades de Herrera de los Navarros y de Villar de los Navarros. Piedrahita de Castro, villa y municipio de Zamora, en la comarca de Castro y a un tiro de piedra de la ribera del Esla a punto de rendir aguas al Duero .Hay más denominaciones similares. La localidad de Hita, en Guadalajara, tiene también la misma raíz y significado que los fiteros o las piedrafitas.