12 de marzo de 2008

Ciclo de conferencias

ARTES DECORATIVAS Y TÉCNICAS ARTÍSTICAS

La vidriera del Renacimiento y la catedral de Pamplona

Dr. Víctor Nieto Alcaide.
Catedrático de la UNED de Madrid y Académico

 

Las primeras formas del Renacimiento aparecen en la vidriera española en torno a 1500 a través de los elementos de enmarcamiento. Algunos de ellos imitan formas “a lo romano”, como arcos, bóvedas en forma de venera y otros motivos decorativos como grutescos. Las formas, en cambio, se mantienen adscritas al sistema de representación flamenco, lo mismo que la elaborada técnica. 

Fueron los talleres activos en torno al cambio de siglo los que iniciaron la trasformación del lenguaje como, por ejemplo, los burgaleses de Arnao de Flandes el viejo y Diego de Santillana. En ellos se formaron otros vidrieros en cuya obra las formas del Renacimiento aparecen como un lenguaje asimilado en todos sus aspectos (Arnao de Vergara y Arnao de Flandes, Juan del Campo o Hernando de Labia).

Sin embargo, a mediados del siglo XVI, cuando se decide iniciar los grandes programas de vidrieras para las nuevas catedrales (Segovia, Granada, Salamanca) y se acomete la realización de otros nuevos para edificios construidos, hacía tiempo, como es el caso de la catedral de Pamplona, aparecen diversos talleres flamencos que desplazan a los talleres españoles en la realización de los programas pensados para los nuevos edificios. Para estos, desde planteamientos diversos, se realizaron programas dedicados al tema de la Redención. Así aparece en los programas de las catedrales de Segovia, Granada y Salamanca. 


San Juan, Santiago, San Andrés y San Pedro

Arnao de Flandes, "San Juan, Santiago, San Andrés y San Pedro", 1543. 
Catedral de Sevilla

 

Las vidrieras renacentistas de la catedral de Pamplona formaron parte de un ciclo iconográfico que, como acredita la temática de las conservadas, desarrollaba esta temática. El programa o no llegó a completarse o, como parece lo más probable, ha desaparecido en gran parte. Son vidrieras en las que el taller que las ejecutó tuvo que adaptar grandes composiciones a ventanales divididos por parteluces propios de una arquitectura anterior del edificio. En ellas existen una clara tendencia a enmarcar con elementos arquitectónicos y decorativos renacentistas las distintas composiciones, como la Anunciación o la Flagelación. Las figuras muestran rasgos acentuados y de gran expresividad debido a que fueron pensadas para conferir a la imagen religiosa, que era percibida por el fiel a gran distancia, una intensa efectividad, dado que fueron realizadas como parte de un programa de exégesis en un momento de confrontación religiosa del catolicismo con el protestantismo.
 

La Flagelación

Anónimo, "La Flagelación", segundo tercio del siglo XVI. 
Catedral de Pamplona