20 de mayo


Ciclo de conferencias

IMÁGENES MENOS CONOCIDAS DEL ARTE MEDIEVAL NAVARRO
 

La pareja real del arte hispano altomedieval: Navarra y otros ejemplos

Dña. Soledad de Silva y Verástegui
Universidad del Pais Vasco

 

Con la excepción de los  retratos de Justiniano y Teodora que nos ofrecen los mosaicos bizantinos del siglo VI  de la iglesia de San Vital en Rávena, el retrato matrimonial no fue un género prodigado en nuestra Alta Edad Media. Hay que esperar a la época carolingia y otoniana para encontrar retratos de matrimonios, generalmente de la pareja imperial, en el arte europeo. En la Península los mas antiguos ejemplos nos los proporcionan los retratos de los reyes Sancho II Abarca y la reina Urraca del reino de Pamplona, figurados en dos célebres manuscritos de fines del siglo X que inauguran el retrato de corte. Pero será a partir de mediados del siglo XI, con la llegada de las primeras corrientes del románico europeo cuando comience a representarse en la miniatura y otras artes los retratos de la pareja real y de la nobleza. Éstos continúan representándose a lo largo del siglo XII. Se analiza en esta conferencia los diversos factores que motivaron la inserción de estos retratos y sus peculiaridades artísticas que dieron lugar a una rica y variada tipología, siendo las más difundidas, además del retrato de corte, el retrato de los comitentes, las efigies de los donantes, la escena de Dedicación, el retrato de devoción, la ceremonia de la donatio y la escena de presentación, entre otras.
 

Foto 1. Los reyes Sancho II Abarca y la reina Urraca
Códice Albeldense. Fines siglo X