aula_abierta_itinerarios_24_2_texto

Planta de la villa de Arellano

Su origen se remonta a mediados del s. I d. C, coincidiendo con el final de las guerras de conquista y con la llegada de la Pax Romana. La primera edificación ya disponía de todas las instalaciones necesarias. El abastecimiento de agua quedaba garantizado por la existencia de un aljibe de grandes dimensiones. La explotación disponía de graneros para el cereal, de estancias donde almacenar las cosechas y de los medios indispensables para la elaboración del vino.

Las dependencias principales se articulaban alrededor de un patio central porticado o peristilo. Tenía planta cuadrada y un jardín en el centro que proporcionaba luz, aire y agua a los habitantes de la casa. Pese a contar con ésta y con otras comodidades, es muy probable que el dueño de la villa, siguiendo costumbres generalizadas a comienzos de nuestra era, no viviera en ella de forma continua y que su residencia la tuviera fijada en alguna de las ciudades cercanas. A finales del s. III d. C., coincidiendo con un período de inestabilidad política, económica y social causado por las invasiones bárbaras, un gran incendio arrasó la villa. El siniestro dejó fuera de uso las dependencias dedicadas a la producción del vino.

aula_abierta_itinerarios_24_2_imagen

Planta de la villa de Arellano

Planta de la villa de Arellano

aula_abierta_itinerarios_24_bibliografia

Cómo llegar: El acceso más cómodo es desde la Autovía Pamplona - Logroño, pasados unos kilómetros de Estella en dirección a Logroño, tomar la salida 51 a Arróniz, por la NA-6340. Después de unos pocos kilómetros, el conjunto musealizado aparece a la derecha.

Importante: Toda la información en www.guiartenavarra.com. Teléfono 948741273. Email info@guiartenavarra.com

Horario: Consultar página web www.guiartenavarra.com.

Bibliografía: María Ángeles Mezquíriz Irujo, La villa romana de Arellano, Gobierno de Navarra, Pamplona, 2003.

aula_abierta_itinerarios_24_mapa