Publicador de contenidos

2016_10_14_opinion_FAR_dia_alimentacion

Alfredo Martínez Hernández, Catedrático de Nutrición de la Universidad de Navarra

Agricultura y alimentación sostenibles

    
jue, 20 oct 2016 08:00:00 +0000 Publicado en Diario de Navarra

El Día Mundial de la Alimentación, que se celebra en octubre desde hace 37 años, es una iniciativa impulsada por la FAO, la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura. Esta organización busca, mediante la efeméride, llamar la atención sobre la importancia de la producción agrícola y la alimentación como bases de una sociedad sana en todos los continentes

Para ello, la FAO armoniza y promueve, por un lado, la producción agrícola –que debe ser suficiente y sostenible-, y, por el otro, las necesidades de alimentación en cada región del Planeta. Todo ello queda recogido en unas tablas de referencia de ingestas recomendadas que contemplan las diferencias culturales y sociales de cada región, de modo que las indicaciones que se ofrecen tengan en cuenta el tipo de dieta propio de un lugar, las preferencias culturales, las singularidades religiosas, etc.

Estas recomendaciones incluyen los niveles de nutrientes esenciales que debe tomar un individuo para alcanzar un estado de salud idóneo. Como las sociedades evolucionan, dichas tablas se actualizan periódicamente, y sirven como base para diseñar programas de salud y para elaborar los etiquetados de los alimentos que compramos diariamente.

Asimismo, la FAO, en colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS), publica estadísticas de salud con cifras sobre la incidencia de la obesidad, de las enfermedades cardiovasculares, etc. Esos datos le sirven para plantear distintas estrategias. Es el caso, por ejemplo, de las últimas cifras sobre desnutrición y obesidad: 793 millones de personas en el mundo padecen hambre crónica, mientras que 3,4 millones de personas fallecen anualmente a causa del sobrepeso y la obesidad. Una realidad dramática que se intenta reducir mediante la Estrategia de Nutrición FAO, que incluye objetivos muy concretos, como la organización de conferencias internacionales sobre nutrición o la implementación de programas y políticas agrícolas que tengan un impacto positivo en la nutrición.

En el plano normativo, de nuevo en colaboración de la OMS, ambos organismos publican el Codex alimentarius: un código internacional que nació en 1963 para elaborar normas alimentarias armonizadas que protejan la salud de los consumidores y fomentan prácticas leales en el comercio de los alimentos.

Estas recomendaciones, pautas y guías tienen una gran aplicación práctica en cada país a la hora de diseñar planes de salud o dietas recomendadas. Por ejemplo, las dietas semanales que ya ofrecen muchos comedores escolares en diversas áreas geográficas, y que suelen contar con la supervisión de dietistas-nutricionistas, están basadas en las recomendaciones regionales establecidas por la FAO.

En el caso de países con conflictos bélicos, hambrunas, etcétera, esta organización publica guías y pautas sobre cómo actuar para garantizar la salubridad en la alimentación, con indicaciones precisas sobre cultivos recomendados en función de las carencias nutricionales más urgentes, de las peculiaridades culturales -publica, por ejemplo, guías de alimentación halal para poblaciones musulmanas-; o sobre cómo actuar frente a diferentes intoxicaciones alimentarias.

En definitiva la FAO representa el intento de coordinar, a nivel mundial, la producción y la ingesta de alimentos de calidad y en cantidad suficientes, de modo que se garantice, en este aspecto, la salud de la población.

Desde el mismo prisma de difusión de hábitos de vida saludables, la Facultad de Farmacia y Nutrición de la Universidad de Navarra -que colabora con la estrategia NAOS de AECOSAN y con el centro de investigación en red CIBERobn- se suma a este día mundial con una jornada dedicada a la alimentación, donde se abordarán temas como la nutrición relacionada con el cáncer, la educación en hábitos saludables en los jóvenes y la relación entre alimentación y prevención de infecciones. Todo ello, de nuevo, con el compromiso de ofrecer a la sociedad información y un espacio de debate sobre una cuestión básica para la salud: nuestra alimentación.