Publicador de contenidos

null 2016_02_26_ECO_Alberto_Andreu

Alberto Andreu defiende en la Facultad de Económicas la cultura corporativa y la estructura horizontal en las empresas

Conferencia del ciclo ‘Mi experiencia dirigiendo personas' del Máster en Dirección de Personas en las Organizaciones

Descripcion de la imagen
26/02/16 13:07 Blanca Rodríguez

"¿Por qué todo es tan difícil pudiendo ser tan fácil?", reflexionó el director global de Organización y Cultura Corporativa de Telefónica, Alberto Andreu Pinillos, al comienzo de la conferencia que impartió en el ciclo ‘Mi experiencia dirigiendo personas' del Máster en Dirección de Personas en las Organizaciones, que desarrolla la Facultad de Económicas de la Universidad de Navarra.

La pregunta era, además del título que Alberto Andreu había escogido para la ponencia, la puerta al entramado organizativo de las empresas. "¿Por qué los tiempos de ejecución se dilatan a pesar de que exista urgencia, voluntad y recursos? –continuó-. Quizá la clave está en la cultura corporativa".

Alberto Andreu, que también es profesor asociado de la Facultad, explicó que en una organización "normalmente las funciones son verticales", pero que el reto consiste en actuar en horizontal: "hay que pensar cómo inyecto cultura en el área financiera, en el área comercial, de calidad…".

Las empresas funcionan con "cuatro palancas" que, indicó, son la estructura formal (governance, normas escritas y procedimientos); la estructura informal (network interno y redes sociales); las personas (condiciones y comportamientos); y la tecnología (sistemas y operaciones).

El profesor incidió en la estructura informal: "Si no eres consciente de quién ocupa espacio en la mente del que decide, no sabes dónde estás, porque existe un organigrama paralelo de redes clientelares. Si tú me ayudas, yo te ayudo. Si no, me tienes enfrente".

Además, distinguió dos tipos de personas: el "ejecutivo senior" y los "millennials", que son quienes han crecido en un entorno tecnológico; perfiles que generan una "gran tensión", pues según explicó han provocado un cambio en la jerarquía de valores. De este modo, hay profesionales que solicitan servicio de lavandería, descanso los viernes en lugar de los domingos, trabajar desde casa y trabajar mientras viajan, entre otras solicitudes.

"La tecnología permite transversalidad, porque admite un lenguaje distinto. Quien no está en el móvil, no existe", advirtió Alberto Andreu. Esto sitúa a las organizaciones en "el momento de la singularidad", porque "llegará un momento en que la capacidad de generación y procesamiento de los ordenadores será sustancialmente superior a la de los humanos. Tendrán capacidad de auto aprender y serán más rápidos en casi todo".

"Es importante clarificar, saber dónde está tu empresa y a dónde quieres llegar; compartir objetivos, presupuestos e incentivos; y enfatizar en los cómo", subrayó el director global de Organización y Cultura Corporativa de Telefónica, quien recomendó "conectar" los procesos para trabajar con una estructura "horizontal".