Publicador de contenidos

2000_01_21_El_vicerrector_de_Alumnos_de_la_Universidad_de_Navarra,_premiado_por_la_Academia_de_Farmacia

El vicerrector de Alumnos de la Universidad, premiado por la Academia de Farmacia

José López Guzmán presentó a concurso el trabajo 'Deontología farmacéutica. Concepto y fundamento'

21/01/00 11:41

El vicerrector de Alumnos de la Universidad de Navarra, José López Guzmán, ha sido galardonado por la Real Academia de Farmacia con el premio Elvira Moragas del Concurso Científico 1999. El profesor López Guzmán presentó a concurso el trabajo 'Deontología farmacéutica. Concepto y fundamento', realizado en colaboración con Ángela Aparisi, profesora de Filosofía del Derecho.

El vicerrector de la Universidad de Navarra señala en su trabajo que "el farmacéutico tiene confiado el cuidado de la salud y la vida y, a la vez, se siente presionado para responder a los nuevos planteamientos generados por los recientes avances de la ciencia y de la técnica".

Según explica, este progreso da al especialista más eficacia y "nuevos poderes, preñados de consecuencias imprevisibles. Estas razones obligan al farmacéutico a tener muy presente la repercusión social de su trabajo profesional. Tendrá que discernir entre una acción buena y otra mala, pero además deberá saber contestar por qué".

En el trabajo premiado, que quedará editado en un libro, los autores se han propuesto definir la profesión farmacéutica y relatar el origen, fundamento y desarrollo de la noción de deontología. Del primer punto, López Guzmán y Aparisi han señalado que aunque "con el avance industrial, el farmacéutico pasó de ser un elaborador de medicamentos a un dispensador", los últimos descubrimientos, "especialmente en el área de la biología molecular, están conduciendo al investigador a invadir terrenos acotados anteriormente".

Otro enfoque en auge de la profesión es el de "Atención Farmacéutica", según el cual el experto asume más responsabilidades respecto al paciente y estrecha la colaboración con otros agentes de la salud.

España, sin Código deontológico

Una de las novedades que los autores reclaman para la Farmacia del siglo XXI es la creación de un Código ético, frente a la actual ausencia oficial de referencias deontológicas. En España, de hecho, no se ha podido elaborar un Código oficial de Deontología farmacéutica. "No obstante, los farmacéuticos españoles han tenido siempre presente la existencia de unos requisitos éticos en su comportamiento profesional", señalan los profesores de la Universidad de Navarra.

José López Guzmán y Ángela Aparisi han destacado la creciente inclusión de la Deontología como asignatura en gran parte de las facultades de Farmacia españolas. Esta materia es cada vez más imprescindible para evitar el riesgo "de que la dimensión profesional del ser humano se reduzca a una mera cuestión técnica. A ello se añade, especialmente en las sociedades occidentales, la existencia de una mentalidad economicista que otorga una gran importancia a la dimensión crematística del trabajo".

La creación de un código deontológico en el ámbito farmacéutico ayudaría a suplir las "lagunas que se producen constantemente entre práctica profesional y legislación positiva", ya que ésta va siempre "a remolque de la sociedad". Igualmente, un código daría "certeza y publicidad a los principios y las reglas de la ética profesional" y establecería unos cauces para que esta profesión "tenga como marco de referencia al mismo hombre, impidiendo su instrumentalización."

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta