Publicador de contenidos

2016_02_03_ECO_Glez-Paramo

José Manuel González-Páramo: "La ética es el pilar fundamental de la banca"

Palabras del consejero ejecutivo de BBVA en una jornada sobre Empresa y Bienes Públicos organizada por el Instituto de Empresa y Humanismo

Descripcion de la imagen
03/03/16 13:27 Miguel M. Ariztegui

La clave para que una entidad financiera sobreviva en un entorno cambiante como el actual es operar bajo unos principios éticos, en opinión del consejero ejecutivo de BBVA. En una jornada sobre Empresa y Bienes Públicos organizada por el Instituto de Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra, José Manuel González-Páramo ha destacado que "la ética es el pilar fundamental de la banca".

En esta línea, ha señalado que la supervisión y la regulación son importantes y complementarios, pero nunca serán sustitutos de la ética.

Luis Ravina, catedrático de Economía Internacional en la Universidad de Navarra y exdecano de la Facultad de Económicas, se ha mostrado de acuerdo con González-Páramo, y ha expresado una receta que contribuye al desarrollo de las sociedades: "Las instituciones tienen que ser serias, deben contar con capital humano bien formado y se debe respetar los derechos de propiedad".

El también director del Navarra Center for International Development ha reivindicado "la racionalidad, la moral, la ética, la virtud y la sobriedad" para defender su posicionamiento, que ha ilustrado con fotos nocturnas tomadas por la NASA al planeta Tierra: "No es necesario volver a inventar la rueda, ¿por qué hay países que tienen más luz y otros que tienen menos luz?", ha planteado. Y ha comparado naciones vecinas con notables diferencias lumínicas,  como Corea del Norte y del Sur y la República Dominicana y Haití. "¿Saben por qué Haití está todo quemado? Porque tiene un Gobierno débil, de poca calidad", ha remarcado. "Al final, la pregunta que debemos hacernos es qué incentivos son necesarios para que las poblaciones elijan sus instituciones de forma racional y responsable".

Las jornadas del Instituto Empresa y Humanismo de la Universidad de Navarra pretenden ser un puente de unión entre el mundo empresarial y el académico, y plantean cuestiones que son contestadas desde ambos puntos de vista. Esta jornada 46, celebrada en la ciudad bancaria del BBVA en Madrid, se organizaba bajo el lema ‘Empresa y bienes públicos'.

La reputación del sector bancario

González-Páramo se ha mostrado convencido de que la solución a los problemas de reputación de la banca reside en el propio sector financiero. "Los bancos tienen que asumir su liderazgo a través de la autorregulación con el fin de restablecer la confianza y la credibilidad. Además, los clientes deben estar en el centro de todas sus acciones", ha afirmado.

En el caso de BBVA, ha recordado que la entidad cuenta con un "modelo diferencial de banca responsable, basado en la búsqueda de una rentabilidad ajustada a principios, el estricto cumplimiento de la legalidad, las buenas prácticas y la creación de valor a largo plazo para todos los grupos de interés". Este modelo de banca responsable se apoya en los principios de integridad, transparencia y prudencia.

En este sentido, José Manuel González-Páramo se ha referido al nuevo propósito de BBVA, que inspira el modo de hacer banca en la organización: "Trabajamos para poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era". Este propósito engloba tres ideas: ofrecer a los clientes las mejores soluciones bancarias; ayudarles a tomar las mejores decisiones financieras; e impactar positivamente en su vida.

Plan de Negocio Responsable de BBVA

A continuación, el consejero ejecutivo de BBVA se ha detenido en el Plan de Negocio Responsable que BBVA lanzó en 2012. Se trata de un plan global y fundamentado en tres prioridades estratégicas:

1) La comunicación Transparente, Clara y Responsable (TCR). El objetivo es favorecer que los clientes tomen decisiones informadas y con una relación más equilibrada entre banco-cliente, como una palanca clave para recuperar y mantener su confianza. La transparencia y la claridad son fundamentales para ayudar a que las personas entiendan siempre los productos que contratan.

2) La educación financiera. La educación financiera facilita una mayor comprensión sobre el funcionamiento del sistema financiero para poder gestionar mejor sus deudas y ahorrar de forma efectiva. En definitiva, ayuda a que se tomen decisiones informadas y que existan ahorradores más conscientes y deudores más responsables.

3) Y los productos de alto impacto social. Es decir, productos en los que se integran atributos sociales o ambientales diferenciales, que consiguen que a través de la actividad diaria se genere un gran impacto social. En este sentido, cabe destacar el impulso de la inversión socialmente responsable y la apuesta por la inclusión financiera, aprovechando el potencial de las nuevas tecnologías.

"La gestión de este modelo debe recaer en la primera línea directiva de las organizaciones", sostiene José Manuel González-Páramo. En el caso de BBVA, la banca responsable está supervisada por el Consejo de Administración y, a partir de este año, va a estar supervisada por la Comisión Delegada del Consejo.

Por último, José Manuel González-Páramo ha reiterado que los auténticos protagonistas para recuperar la confianza y la reputación de la banca son los profesionales de las entidades financieras: "La integridad y el comportamiento ético deben ser una constante en su carrera profesional y un componente esencial en su cualificación".

BUSCADOR NOTICIAS

BUSCADOR NOTICIAS

Desde

Hasta