ESPECIAL CORONAVIRUS | 14.04.20

#UNAVencasa: un nuevo escenario para la docencia

La pandemia de coronavirus obligó a cerrar los edificios del campus, pero la actividad académica en la Universidad de Navarra continúa

Hace ya tiempo que los edificios del campus quedaron vacíos. La pandemia por coronavirus obligó a la Universidad de Navarra a cerrar sus puertas. Pero la actividad académica continúa a través del espacio digital. Desde entonces, más de 8.500 alumnos y 1.000 profesores se encuentran, debaten y comparten conocimientos a través de las pantallas de sus ordenadores.

Impartir y recibir toda la docencia a través de Internet y de forma tan urgente ha supuesto un gran esfuerzo para toda la comunidad académica, empezando por los profesores y estudiantes, pero también para el conjunto de facultades y centros y el personal de administración y servicios. IT (Servicios Informáticos) y el servicio de Calidad e Innovación han puesto a disposición de los profesores las herramientas necesarias para desarrollar esta docencia on line, además de prestarles ayuda con sesiones de formación, resolución de preguntas y dudas.

Herramientas como el Aula Virtual ADI, Blackboard, Google Meet, Zoom o Panopto eran de uso habitual para gran parte de los profesores de la Universidad de Navarra, pero ahora se han convertido en un recurso diario para generar contenidos docentes e impartir las clases a distancia en todas las materias. En unas ocasiones, en directo -a través de Google Meet o Zoom-; en otras, grabadas -con Panopto-; publicando apuntes y lecturas recomendadas -a través de ADI-; o con la ayuda de foros o tutorías personales. Cada profesor se adapta al tipo de contenidos y alumnado. Hay que tener en cuenta que la Universidad cuenta con más de un 25% de alumnado internacional, y muchos de ellos, ante la crisis, viajaron a sus países de origen.

Pero para llegar hasta aquí el Servicio de Calidad e Innovación, en coordinación con las distintas facultades y centros, ha trabajado a contrarreloj durante las últimas semanas, incluso días antes del anuncio del cierre de las clases. Desde entonces se ha preparado un sitio de acceso libre donde se incluyen tutoriales, sesiones on line y otros recursos para la ayuda de todos los profesores.

El trabajo continúa. Este curso terminará detrás de las pantallas del ordenador con exámenes no presenciales para los alumnos y profesores de Grado, que preparan estos días las herramientas y recursos necesarios para la última evaluación.

CUATRO PREGUNTAS A... GUADALUPE PÉREZ (SERV. DE CALIDAD E INNOVACIÓN)

El gran reto que todos hemos conseguido es que la docencia en la Universidad no se haya parado un solo minuto

1 ¿Qué reto ha supuesto impartir de repente toda la docencia on line?

El mayor reto ha sido adaptarnos al nuevo escenario de docencia de un día para otro. En cuestión de 24 horas, profesores y alumnos pasaron de estar en las aulas a tener la Universidad en sus casas, con todo lo que esto conlleva: cambio en la comunicación profesor-alumno; cambio en las herramientas; cambio, en muchos casos, en la metodología docente; adaptación a horarios y al espacio físico disponible, etc. Pero el gran reto que todos hemos conseguido es que la docencia no se haya parado ni un solo minuto y que, desde el primer día, tanto profesores como alumnos hayan continuado con el calendario académico previsto.

2 ¿Cuáles son las principales dudas e inquietudes de los docentes?

En un primer momento, la princial inquietud fue la falta de conocimiento de las herramientas informáticas y no saber adaptar los contenidos docentes al escenario virtual. Por eso, la prioridad del Servicio de Calidad e Innovación fue organizar sesiones de formación para los profesores y asesorarles en todo momento. Ahora estamos ya en una segunda fase: la de “profesionalización”. Los profesores usan y conocen algunas herramientas y ahora quieren sacarles el máximo partido: experimentar, probar nuevas herramientas, hacer vídeos más didácticos, etc. Ahora es cuando más sentido tiene el concepto del “nuevo rol del docente”: el profesor como tutor, facilitador, orientador y creador de contenidos.

3 ¿Qué aprendizaje extrae de este periodo?

Sin duda, me quedo con la gran capacidad de resiliencia que tenemos los seres humanos. Tanto profesores como alumnos han sacado lo mejor de sí mismos para afrontar esta situación. Ahora, más que nunca, cobra sentido la frase de Victor Frankl: “Cuando no somos capaces de cambiar una situación, nos encontramos ante el desafío de cambiarnos a nosotros mismos”. Muchos profesores nos han comentado que esta situación les ha obligado a salir de su zona de confort, a probar, a investigar sobre nuevas metodologías docentes e implementar herramientas que no habían usado antes. En definitiva, a ser más creativos, resolutivos y a adaptarse al cambio en tiempo récord.

4 ¿Piensa que la docencia puede cambiar cuando todo esto pase?

Creo que sí va a cambiar la docencia en algunos aspectos. El primero y más evidente, el mayor grado de conocimiento de herramientas informáticas y nuevas metodologías docentes, tanto de los profesores como de los alumnos. Todos vamos a estar preparados para afrontar nuevos retos en el futuro, por lo que esta situación hay que verla como una oportunidad para seguir mejorando la calidad de la docencia que se imparte en la Universidad.

 

LA DOCENCIA ON LINE, EN CIFRAS

TU&CO, HILO DIRECTO CON LOS ALUMNOS

En estas circunstancias de confinamiento se ha potenciado en gran medida la labor de los mentores, quienes solucionan “cara a cara” consultas personales de cada alumno con el objetivo de apoyarles en sus inquietudes académicas, profesionales y personales. Tu&Co-Mentores, un programa de desarrollo de competencias transversales basado en el asesoramiento, ha tenido 533 sesiones y 308 usuarios, lo que supone un incremento del 156%.