• ¿Qué es la lepra?

    La lepra es una enfermedad infecciosa crónica causada por Mycobacterium leprae, un bacilo acidorresistente. Afecta principalmente a la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias altas y los ojos. Actualmente es una enfermedad curable y si se trata en las primeras fases, se evita la discapacidad

  • ¿Cuál es el origen?

    La lepra ya era conocida por las antiguas civilizaciones de China, Egipto y la India. A lo largo de la historia, los enfermos leprosos se han visto condenados al ostracismo por sus comunidades y familias. Y actualmente continúan siendo estigmatizados debido a su enfermedad.

  • Síntomas

    Mycobacterium leprae se multiplica muy despacio y el periodo de incubación de la enfermedad es de unos cinco años. Los síntomas pueden tardar hasta 20 años en aparecer. La enfermedad afecta principalmente a la piel, los nervios periféricos, la mucosa de las vías respiratorias superiores y los ojos. Aunque no es muy contagiosa, la lepra se transmite por gotículas nasales y orales cuando hay un contacto estrecho y frecuente con enfermos no tratados. Si no se trata, la lepra puede causar lesiones progresivas y permanentes en la piel, los nervios, las extremidades y los ojos.

  • Tratamiento

    El primer avance importante se realizó en los años cuarenta con la obtención de la dapsona. A principios de los años sesenta se descubrieron la rifampicina y la clofazimina, que posteriormente se añadieron al régimen terapéutico que más tarde se denominó tratamiento multimedicamentoso (TMM). En 1981, un grupo de estudio de la Organización Mundial de la Salud recomendó el tratamiento multimedicamentoso. Desde 1995, la OMS proporciona el tratamiento gratuitamente a todos los enfermos leprosos del mundo.

  • Prevalencia

    La eliminación mundial de la lepra como problema de salud pública se alcanzó en el año 2000. A lo largo de los últimos 20 años, se ha tratado con el tratamiento multimedicamentoso a más de 16 millones de pacientes con lepra. El número de nuevos casos notificados en el mundo en 2015 fue de 211.973 (2,9 casos por 100.000) frente a los 213.899 de 2014 y los 215.656 de 2013.

  • Retos

    Uno de los grandes retos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) es la Estrategia Mundial para la lepra 2016-2020: Acelerar la acción hacia un mundo sin lepra con el objetivo de reforzar las medidas de control de la enfermedad y evitar las discapacidades, sobre todo entre los niños afectados de los países endémicos.

Paul Nguewa