image
image
Alumni » Eventos » Camino de Santiago » El Camino como viaje fin de carrera

CONSEJOS ÚTILES

Antes de salir

No se te ocurra salir pensando que esta “chupao”. Haz excursiones los fines de semana durante al menos tres meses antes; procura ir andando a la Facultad para habituarte a caminar.
Lee todo lo que puedas sobre el camino, historia, arte, anécdotas, vivencias
Web de interés: http://caminodesantiago.consumer.es/consejos/

Equipo
¿Qué llevar? Mucho ánimo y poco peso. No cargues la mochila (no más de 10 kg.) con cosas innecesarias o que puedas comprar en el camino. La mochila ha de ser cómoda y ligera, mejor anatómica con correas en la cintura y en el pecho. Hay que colocar las cosas en la mochila de forma ordenada y en bolsas de plástico de diversos colores para facilita su uso y prevenir que se puedan mojar. Es conveniente que la mochila tenga una funda para la lluvia y si no comprar una.

Llevar un calzado adecuado es clave. Nunca estrenes unas botas en el Camino. Han de ser cómodas, las típicas de trekking con buena suela (no es indispensable que tengan goretex). No olvides unas chanclas para usar en la ducha y para descansar en los finales de etapa.

La indumentaria debe ser adecuada al tiempo y a la época. En verano, ropa ligera de algodón o de lifa (antisudor). Un gorro para el sol o una sombrero de paja. Un pañuelo (o buff), un bañador, un anorak o, mejor, una capa amplia.

Otras cosas: cantimplora, bastón o bastones telescópicos; saco sabana o saco ultraligero y una funda de almohada; una linterna o frontal; toalla, cortauñas, imperdibles, unas pinzas de ropa; botiquín con aguja e hilo para pinchar las ampollas, desinfectante, tijeras, esparadrapo, aspirina o paracetamol; crema de sol y aftersun; tapones de oídos.

Documentación: DNI, tarjeta de la Seguridad Social, tarjeta de crédito, una guia del camino y una libreta de notas.

Equipo si vas en bici: http://bicigrino.com/material_g.htm

Alimentación
Cargar con cazuelas y sartenes es un error. Los albergues con cocina disponen de los utensilios adecuados para cocinar. Lo mejor es llevar los cubiertos y una navaja multiuso. Hay albergues que sirven comidas y multitud de restaurantes con menús a precio módico.

Una vez en marcha es recomendable llevar a mano algo dulce, frutos secos y unas barritas energéticas

Dormir
La red de albergues para peregrinos es la más genuina representación de la tradición hospitalaria jacobea y uno de los rasgos que diferencian al Camino de Santiago de cualquier otra ruta senderista. En ellos solamente pueden dormir quienes peregrinen a pie, en bici o a caballo y tengan la credencial de peregrino o credencial jacobea universitaria.

En sus orígenes, los albergues se mantenían gracias al donativo voluntario de los peregrinos. Hoy día son pocos los que mantienen esta tradición y la mayoría cobran un pago de entre 3 y 10 euros. Hay refugios públicos (municipales, de la Xunta de Galicia, etc.), parroquiales y privados. En general los albergues no abren hasta el mediodía y exigen silencio a una hora temprana (entre las 9pm y 11pm según los casos). No se puede hacer reservas. No se puede permanecer más de una noche, salvo enfermedad, y tienen preferencia los caminantes frente a los ciclistas o jinetes.

Muchos albergues pueden estar cerrados en invierno

También existen muchos establecimientos hoteleros en los pueblos por los que se transita en los que se puede pernoctar, eso sí a un precio un poco mayor, pero con las comodidades de poder reservar con antelación, ducha privada, etc. Puede ser una buena opción para grupos grandes de peregrinos

Web: http://caminodesantiago.consumer.es/albergues/

Para no perderse en el camino
Sigue siempre las flechas amarillas. Las encontrarás en los lugares más insólitos: árboles, pequeñas piedras, muros, mojones... De todas formas, si te pierdes en algún momento, basta preguntar a la primera persona que encuentres, serás bien informado. Es recomendable sin embargo llevar una buena guía.

Comportamiento
Trata con amabilidad a la gente que encuentres en el Camino. No son ingenuos a tu servicio, sino personas normales que tratan bien a los peregrinos. Procura colaborar para dejar los albergues limpios y estírate con un donativo para contribuir con los gastos de mantenimiento, sobre todo en aquellos albergues que no cobran por pernoctar y viven de los donativos de los peregrinos. Si encuentras alguna deficiencia o se te ocurre alguna idea para mejorar las cosas, ponte en contacto con alguna oficina de Información, la Asociación de Amigos del Camino más cercana...

No te desanimes ante los problemas. Esto no es un viaje turístico, todo controlado, los problemas surgirán pero forman parte de “tu Camino” y muchos peregrinos antes que tú los han sufrido y los han superado.

Recuerda y vive estas dos máximas: “Peregrino, deja lo que puedas, toma lo que necesites” y “El turista exige, el peregrino agradece”.

Consejos
La Credencial Webs de interés Guías recomendadas
image
© 2008 ALUMNI-Universidad de Navarra | alumni@unav.es CASECampus-Stellae