Casas y Palacios Barrocos en Tudela

Casa de Arizcun

Conocida en ocasiones como “Casa Buttini” o “Heredia Spínola”, este magnífico ejemplo de palacio rococó que asoma su fachada principal a Herrerías, fue edificado por el ganadero José Lizaso Guenduláin, la cual en 1778 vende a medio construir al pamplonés Miguel Arizcun Irigoyen, III marqués de Iturbieta. Este la termina incluyendo su escudo en la portada de piedra. A los dos años fallece, dejando al frente a su viuda Ángela Clara de Pineda, quien no la habita por lo que es arrendada a otros nobles.

A principios del siglo XX y tras diversas reformas, se perdieron las rejas de la planta baja y las formas de yeso de los balcones y alero. A principios de la centuria siguiente y al derribarse casi por completo, se perdió así la austera escalera clasicista con grandes galerías, además de las yeserías de una de las salas y la carpintería de los vanos.

 

 

  • Bibliografía

     

    • CARRASCO NAVARRO, C., Palacios Barrocos de Tudela. Arquitectura y Nobleza. Tudela, Centro Cultural Castel Ruiz, 2014.

    • ESPARZA ESTAUN, B., El Palacio del Marqués de Huarte, Pamplona, Gobierno de Navarra, 1987.

    • FORCADA TORRES, G., “Recordando un viejo palacio… El Liceo”, La Voz de la Ribera Extra Fiestas, nº 457, Tudela, 1962, s.p.

    • FORCADA TORRES, G., “Una corona de hidalgos en la calle Merced”, La Voz de la Ribera, nº 507, Tudela, 1963, pp. 313-315.

    • VELAMAZÁN, M. de. González de Castejón. Nobleza castellana…navarra… Soria, Marqués de Velamazán, 1998.