26 de septiembre

Ciclo de conferencias

La Virgen madre: Santa María de Roncesvalles y las imágenes derivadas

Clara Fernández-Ladreda Aguadé
Universidad de Navarra

En la primera parte de la conferencia se analizó la Virgen titular del antiguo Hospital −hoy Colegiata− de Roncesvalles, poniendo especial énfasis en resaltar su excepcionalidad dentro del panorama de la imaginería mariana navarra de época medieval.

 

Virgen de Roncesvalles

Virgen de Roncesvalles

 

En este sentido se citó su carácter de obra mixta −escultura en madera, recubierta de plata, salvo caras y manos que están policromadas−, insólito en una realización francesa del periodo gótico, explicable por la necesidad de adecuarse a los gustos del comitente y los destinatarios. Se mencionó que se trataba del más antiguo ejemplo de imagen mariana navarra en la que se establece una relación genuinamente materno filial, conseguida gracias a las posturas de María y Jesús y al intercambio de miradas. Se llamó la atención sobre la decoración figurada del trono, inusual dentro de la imaginería mariana de la etapa medieval −con solo cuatro casos sobre más de trescientos−. Por último se hizo referencia a su probable función de sagrario, con presencia de un compartimento dotado de puerta emplazado en el trono.

 

Virgen de Roncesvalles. Detalle del trono.

Virgen de Roncesvalles. Detalle del trono.

 

El análisis se concluyó con la mención de su condición de obra importada de Francia, concretamente de Toulouse −atestiguada por la inscripción del dorso−; con su vinculación con el maestro y el taller de Rieux, asentado en esa ciudad pero cuya actividad se extendió por el Languedoc; con su datación entre 1330 y 1350, cronología atribuida al taller en cuestión; y su atribución al priorato de García Ibáñez de Viguria (1327-1346), que sería su promotor.

En la segunda parte se pasó revista a las imágenes derivadas de ella, incidiendo en sus concordancias con el modelo, en especial en los aspectos más excepcionales, que demuestran tal relación. Entre ellas se destacaron la Virgencita del Tesoro −perteneciente también al Hospital−, que coincide con la titular en su condición de obra mixta y en la decoración figurada del trono, y la de Janáriz −hoy en la parroquia de Santiago de la Chantrea−, que concuerda con ella en las posturas, en especial en la del Niño. Se citaron otros tres casos: la desaparecida de Artanga, la de Turrillas −actualmente en el Museo Diocesano de Pamplona−, muy dañada, y la de Urroz de Santesteban, de carácter popular.

 

Virgencita del Tesoro de Roncesvalles  Virgen de Janariz

Virgencita del Tesoro de Roncesvalles y Virgen de Janariz.