18 de agosto

Conferencias

EL MONASTERIO DE TULEBRAS

Las artes suntuarias en el monasterio de Tulebras

D. Ignacio Miguéliz Valcarlos
Cátedra de Patrimonio y Arte navarro


 

A pesar los avatares dela historia y de las adversidades sufridas, el monasterio de Nuestra Señora de la Caridad de Tulebras conserva un importante ajuar de platería, así como un interesante conjunto de joyería. El primero, está compuesto por piezas religiosas y civiles, mientras que del segundo forman parte las alhajas que servían de adorno a Nuestra Señora de la Cama, principal devoción de este centro cisterciense.

Dentro de las piezas que componen el ajuar argénteo hay que diferenciar entre las de origen religioso y las de procedencia civil. Las obras consideradas como religiosas son aquellas que se utilizaban al servicio del culto divino, bien para su empleo en la liturgia, bien como exorno en el templo. Mientras que las civiles fueron usadas para servicio de las religiosas que habitaron dicho monasterio. La mayoría de estas alhajas fueron labradas en los siglos del Renacimiento y el Barroco, y proceden principalmente de tres centros plateros: Zaragoza, el taller más importante de la zona y al que acudían en gran medida los templos de la Ribera navarra a realizar sus encargos; Tudela, el más cercano geográficamente a Tulebras, pero que no mantuvo artífices trabajando de manera continuada a lo largo de estos siglos; y Pamplona, que a pesar de ser la capital y centro más productivo de Navarra, es el menos representado. Entre las piezas religiosas podemos diferenciar entre las obras más habituales en los templos navarros, como son cálices y copones, la cruz procesional, la custodia, un nutrido grupo de relicarios, el incensario y la naveta, o una corona, de otras piezas menos habituales en los ajuares de las iglesias, como pueden ser el acetre, el atril, o el juego de candeleros. Destacan por su singularidad las sacras barrocas con forma de águila bicéfala, la monumental arca eucarística labrada en 1684 por el platero de Alfaro Bernardo Peña, o el conjunto de dos lámparas realizadas por el tudelano Felipe Terrén en 1613 y regaladas por sendas religiosas del cenobio, únicas piezas de este tipo anteriores al siglo XIX conservadas en Navarra. Interesantes son también los dos báculos conservados, símbolo de la autoridad de la abadesa, y que nos recuerdan la salida a principios del siglo XX de Tulebras del conocido como báculo del Papa Luna, hoy en el Museo Arqueológico Nacional, y que había ingresado en el ajuar de este cenobio en 1837, traído por religiosas exclaustradas del monasterio cisterciense de Trasobares.


Sacra. Anónimo. Siglo XVIII


Lámpara. Felipe Terrén. Tudela, 161
 

De gran interés son también las piezas de uso civil conservadas, debido a lo inhabitual de su presencia en las colecciones públicas o de la Iglesia en Navarra, como pueden ser candeleros, saleros, salvillas o servilleteros, siendo de especial interés una gran fuente renacentista con las armas de las congregaciones de Castilla y Aragón o un azafate dieciochesco, posiblemente del platero pamplonés Isidro de la Cruz, con iconografía de un putto cabalgando un hipocampo. Pero sobre todo hay que señalar el magnífico conjunto de cinco salvas con pie, labradas en el tercer cuarto del siglo XVIII por los artífices zaragozanos Ruiz, Roces, Estrada y Gómez, y que constituyen uno de los ejemplos más significativos de platería doméstica en Navarra.

Reseñable es también el conjunto de joyería conservado en su ajuar por la Virgen de la Cama, formado también por piezas de origen religioso y de procedencia civil, aunque, dada la profunda imbricación que en la sociedad española del Antiguo Régimen había entre lo civil y lo religioso, la iconografía de las mismas es también religiosa. Entre estas piezas podemos mencionar un rico conjunto de relicarios, diferentes medallas y medallones, rosas de pecho o cruces pectorales, labradas enmadera o cristal de roca pero sobre todo en plata en su color, plata dorada y oro, decoradas con pedrería, aljofares y esmaltes.


Azafate. Isidro de la Cruz? Pamplona 1760-1770